viernes, 18 de abril de 2014

La "suerte" de Tiger Woods

La pelota del golfista Tiger Woods había ido a parar a un banco de arena. Se requería un golpe verdaderamente difícil para sacarla de ahí. El campeón se dedicó durante un buen rato a sopesar la forma de abordarlo. Finalmente, se dirigió a la pelota, concentró todas sus energías y lanzó el golpe. El público observó cómo la pelota volaba por los aires, descendía, rebotaba un par de veces y finalmente acababa entrando en el hoyo.
“Eso sí que ha sido un golpe de suerte, Tiger”; le gritó alguien de entre el público.
“Sí que lo ha sido", respondió Tiger. “Pero, ¿sabe qué?, cuanto más práctico, mejor lo hago, y cuanto mejor lo hago, más suerte tengo”.

Las conductas más logradas no son cuestión de azar: se apoyan en una comprensión de las estructuras y de las pautas que están a la base de las realizaciones prácticas excelentes. El "saber cómo” no tiene precio y se puede aprender. La formación y el desarrollo de alta calidad no son caros. La ignorancia sí sale cara.

Más magia de la metáfora
pag. 48 

miércoles, 16 de abril de 2014

La rana en agua hirviendo

Cuestionar la complacencia

Pensemos en la parábola de la rana y el cazo.
Si ponemos una rana en un cazo con agua muy caliente, con toda seguridad la rana saltará fuera antes de que el agua llegue a hervir. ¡Pues exactamente de la misma forma actuamos nosotros!.
Pero pongamos a esta misma rana en un cazo con agua a la temperatura ambiente y a continuación procedamos a ir subiendo el fuego muy lentamente, con lo cual la rana se sentirá enormemente satisfecha. Y cuando el agua alcance la temperatura a la que hacíamos referencia más arriba, la rana estará demasiado atontada como para hacer el menor intento de salirse del cazo.

Esa misma complacencia es muy característica de las empresas  y de los sujetos que contemplan el éxito como una razón para no cambiar nada. Cuando el mercado da un giro, ya es demasiado tarde para poder emprender ninguna acción útil. ¡Despierta!

A cualquier persona o cualquier organización que pretenda sacar el mayor partido de sí misma, le conviene hacerse las siguientes preguntas: ¿Hoy estoy desarrollando mi potencial más que ayer? ¿Cómo podría desarrollar mañana más potencial que hoy?

No basta con regodearse en los laureles del pasado, ni vivir en la zona de confort, mientras todo está moviéndose y evolucionando.

Más magia de la metáfora
pag. 48 

lunes, 14 de abril de 2014

Liderazgo, según Nick Owen

El autor, Nick Owen, pretende elaborar una síntesis occidente-oriente en el tema del liderazgo, con dos teorías: 

1.- ORIENTE:
La teoría de Clare Graves -desarrollada por Don Beck y Chris Cowan- sobre la teoría de los niveles de existencia, rebautizada luego como la teoría de las espirales dinámicas.
En el libro “Las espirales dinámicas: el arte de ser un maestro en el ámbito de los valores (morales), el liderazgo y el cambio”, se identifican ocho sistemas diferentes de valores y de pensamiento que aparecen en activo en el mundo actual: individuos, grupos, equipos, organizaciones, instituciones y entidades geopolíticas. Cada uno de nosotros puede reconocer en sí mismo una amplia variedad de estos sistemas, cuando no todos.
     Nivel 1: Supervivencia. Color beige.
     Nivel 2: Seguridad, protección, sentido de la pertenencia. Color morado.
     Nivel 3: Asertividad, Expresión de sí mismo, creatividad. Color rojo.
     Nivel 4: Reglas, autoridad, estabilidad, orden. Color azul.
     Nivel 5: Aplicar los propios conocimientos, experimentar para salir ganando. Color naranja.
     Nivel 6: Comunidad de iguales, consenso, armonía. Color verde.
     Consciencia de segundo grado.
     Nivel 7: Integrador. Color amarillo.
     Nivel 8: Holístico. Color turquesa.

2.- OCCIDENTE:
De Ken Wilber, en su libro “Una teoría acerca de todo”, toma el modelo de la realidad dividida en los cuatro cuadrantes.
El modelo equilibra lo interno y lo externo, lo objetivo y lo subjetivo, lo pragmático y lo ético, por medio de la perspectiva holística.

Dentro Fuera
Yo Todo aquello que sucede dentro de la persona.
Lo que no se puede ver, ni medir: la personalidad, el temperamento, la actitud, la sensibilidad, el awareness, los valores, la sabiduría, la conciencia. Es la casilla “personal".
Lo que podemos observar y medir desde fuera a nivel individual: la conducta, las habilidades, las destrezas, las competencias, las fuerzas, las capacidades, los conocimientos. Es la casilla “profesional”.
Los demás Lo que sucede dentro de los grupos. Aquello que poseen en común: el idioma, los valores, la cultura. Es la casilla “grupal”. Todo aquello que desarrollan las culturas. Son los aspectos grupales que podemos observar y medir desde fuera: los métodos o estilos de los que se sirven los seres humanos con vistas a organizarse política, social y económicamente (medios de comunicación, medios de transporte, sistemas de información, otros servicios). Es la casilla de la “infraestructura”.
Un buen líder ha de considerar la totalidad de estas cuatro casillas porque son interdependientes.


3.- Por medio de la clasificación de los relatos, el autor analiza la función del liderazgo, la influencia positiva y la motivación

Nick Owen
Más magia de la metáfora
pp. 28-29, 31-32, 81-83, 88-90 

viernes, 11 de abril de 2014

No tires la caja


Un anciano chino permanecía sentado en el pórtico de su casa, demasiado viejo para trabajar en la huerta, mientras su hijo y el resto de la familia araban el campo para la siembra.
El hijo mira al anciano y piensa para sus adentros: Ya está muy viejo… ¡Todo lo que hace es comer y producirnos gastos y molestias! ¿Qué nos puede aportar? Lo mejor es salir ya de ese viejo estorboso.
Así pues, el hijo construye un cajón; lo arrastra hasta el pórtico y ordena bruscamente a su padre: ¡Padre, métete ahí dentro!
Cuando el anciano, con paso vacilante, logra meterse dentro de la caja, el hijo le coloca la tapa y la clava fuertemente; la monta sobre una carreta tira por dos bueyes y se encamina montaña arriba hasta un elevado peñasco. Al llegar a la cumbre, el hijo oye unos golpes que lo llaman desde el interior de la caja y pregunta: ¿Qué quieres, papá?
La voz del padre responde desde el interior: Hijo, ya comprendo lo que estás haciendo conmigo; me vas a matar porque ya no te sirvo de nada… pero déjame darte como padre un último consejo:
-Te sugiero que me tires a mí por el despeñadero; pero conserva el cajón, porque muy probablemente tus hijos llegarán a necesitarlo dentro de unos años…


jueves, 10 de abril de 2014

El poder del miedo


La Peste se dirigía a Damasco y pasó velozmente junto a la tienda del jefe de una caravana en el desierto.
-“¿Adónde vas con tanta prisa?” le preguntó el jefe.
-“A Damasco. Pienso cobrarme un millar de vidas.”
De regreso de Damasco, la Peste pasó de nuevo junto a la caravana.  Entonces le dijo el jefe:
-“¡Ya sé que te has cobrado 50.000 vidas,  no el millar que habías dicho!.”
-“No,” le respondió la Peste.  -“Yo sólo me he cobrado mil vidas.  El resto se las ha llevado el Miedo.”

Anthony de Mello

miércoles, 9 de abril de 2014

Cómo empiezan las guerras


Una pequeña una vez, le preguntó a su padre cómo habían empezado las guerras.
- Bien, dijo el padre, supongamos que América persistía en pelearse con Inglaterra, y…
Pero, interrumpió la madre: 

- América nunca tuvo que pelear con Inglaterra.
- Yo sé, dijo el padre, pero estoy sólo usando una situación hipotética.
- Pero estás confundiendo a la niña, replicó la madre.
-  No, replicó el padre con un tono un poco enojado.
- No te preocupes, papá,  se interpuso la pequeña, yo creo que ya sé como empezaron las guerras.
La mayoría de las grandes decisiones no empiezan grandes, pero se enraízan en pequeños enfados, brechas u ofensas. Es como el poderoso roble parado en la cima de las Montañas Rocosas, que ha sobrevivido las fuertes tormentas de nieve, las granizadas, los fríos inviernos y las feroces tormentas por más de un siglo.  Finalmente se cae no porque le cayera un fuerte rayo ni una avalancha, sino por un ataque de pequeños escarabajos.
Un pequeño descuido, insulto o herida puede ser el principio del fin de una relación. ¡Por tanto, tenga cuidado de lo que dice y asegúrese de que su actitud sea la correcta.
Vía Renuevo de Plenitud

martes, 8 de abril de 2014

Sentido de Vida


Había una mujer de la nobleza, muy rica, que había crecido cansada de la vida. Tenía todo lo que una persona pueda desear excepto felicidad y alegría. Ella dijo: Estoy aburrida de la vida. Me voy a ir al río y voy a acabar con ella.

Mientras caminaba sola, sintió una pequeña mano tirando de su falda. Miró hacia abajo y vio a un niño pequeño, frágil y aparentemente hambriento que le imploraba: Nosotros somos seis. ¡Nos estamos muriendo de hambre! La mujer pensó, ¿por qué no aliviar a esta desdichada familia? Tengo los medios y mis riquezas ya no van a tener más uso cuando yo muera.
Siguió al pequeño y entró a aquella escena de miseria, enfermedad y necesidad. Ella abrió la cartera y vació su contenido. Los miembros de la familia estaban a su lado con alegría y gratitud. Identificándose aun más con sus necesidades, la rica mujer dijo: ¡Yo vuelvo mañana, y voy a compartir con ustedes más cosas buenas que Dios me ha dado abundantemente!
Dejó aquel cuadro de necesidad y desdicha contenta de que el niño la hubiera encontrado. Por primera vez en su vida comprendió la razón de su riqueza. Jamás volvió a pensar en acabar con su vida por falta de sentido ni propósito.

Vía Renuevo de Plenitud

lunes, 7 de abril de 2014

Toma de Decisiones

Si se pudiera definir al ser humano mediante una sola actividad, definitivamente ésta sería el hecho de tomar decisiones.
Cada momento, cada instante de la vida de un hombre gira en torno a tomar decisiones, sobre su peinado, sobre su vestido, sobre sus necesidades y cómo satisfacerlas, acerca de su proyecto de vida futura, etc.
Es indispensable tomar conciencia de que eres lo que haces, que cuando buscas conocerte no es un proceso de descubrimiento sino un proceso de creación. No puedes descubrir quién eres, porque debes empezar a partir de cero cuando lo decidas. No decides esto basándote en tus descubrimientos, sino en tus preferencias.
Ésa es la diferencia más grande de tu vida, hasta el momento has estado siendo quien creías ser. De ahora en adelante serás el producto de tus anhelos más elevados.
No se trata de cambiar y así convertirte en algo aceptable, únicamente estás cambiando porque has elegido cambiar, eliges ser una versión más nueva de ti mismo.
Cada decisión que tomes, no es acerca de qué hacer, es acerca de quién eres. Cuando te das cuenta de esto, cuando lo comprendes, todo cambia. Comienzas a ver la vida de una manera diferente. Todos los eventos, sucesos y situaciones se convierten en oportunidades de ser lo que deseas ser.
(Por Neale Donald Walsh)

_
Sartre proponía que el hombre no tiene una esencia a la que tenga que responder, sino que el hombre es un proyecto que se realiza a través de sus actos. Es futuro, es un porvenir.

"Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es”.
Jean Paul Sartre