viernes, 27 de julio de 2007

Análisis Transaccional

Eric Berne, en su best-seller "Games people play", intenta diagnosticar los ESTADOS DEL EGO de las personas que interactúan al momento de la transacción. La suposición del análisis transaccional es que, en varias interacciones, podemos estar actuando en un rol o estado del ego diferente.
Son tres los estados del ego diferentes: el padre (una recopilación de todos los mensajes acumulados dentro de nosotros desde la infancia), el adulto (el yo real, capaz de pensar mis propios pensamientos y tomar mis propias decisiones), y el niño (un almacén de todas las respuestas emocionales de mi vida: los miedos, los enojos, los complejos de culpa, y también las alegrías).
Estamos programados por nuestras historias psicológicas individuales para reaccionar como padre, adulto o niño en determinadas situaciones de la vida. Esta "programación" es una mezcla de varias influencias previas en nuestras vidas (social) y nuestra reacción a ellas (programación individual).
La programación social e individual tiende a cristalizarse en patrones de acción y reacción que ha menudo pueden ser vaticinados con gran exactitud en casi todos nosotros. Dependiendo de nuestros hábitos y de nuestras reacciones habituales, tendemos a representar los mismos roles, los mismos "juegos". Y el "juego" siempre sigue al "programa".

La balanza puede y debe inclinarse. La vida debe ser algo más que simplemente vivir de la programación del pasado, y puede serlo si interviene el Adulto que está en nosotros.
Se distingue un yo aculturado (yo programado) y un yo reflexivo (yo adulto mediador). Mientras una persona se vuelve más y más adulta (madura) el yo reflexivo, el cual actúa por convicción e integración personal, asume el mando. El ser humano completo es gradualmente liberado de su programación y pasa de ser un "reactor" a ser un "actor". La persona se vuelve "dueña de sí misma".
En algunas ocasiones estos "juegos" son asuntos extremadamente siniestros, ya que todos están jugando para ganar. Para poder lograr una COMUNICACIÓN HONESTA con los demás...para integrarse y para crecer, ayuda mucho estar conscientes de estas reacciones ya trazadas, es decir, de los juegos que jugamos. Si nos hacemos conscientes de esos juegos, podemos renunciar a ellos.
Usamos los "juegos" para evadir la autorealización y la autocomunicación. Son pequeños escudos para la batalla de la vida. Los "juegos" anulan el autoconocimiento y destruyen la posibilidad de la comunicación honesta con los demás...la única que puede ponernos en el camino hacia el crecimiento humano y la plenitud de la vida humana

"Si te digo quién soy puede ser que no te guste, y es lo único que tengo"

¿Qué juegos son los que yo juego? ¿qué es lo que estoy tratando de ocultar? ¿qué es lo que espero ganar?
Cfr. Powell, John, ¿Por qué tengo miedo de decirte quién soy?,
Editorial Diana, México, 2006, pp.14-27

1 comentario:

  1. Me encantó, soy psicóloga recién egresada, y mi mamá va a terapia, le dejaron un ejercicio de este tema, y no lo comprendía bien, me dispuse a investigar y esto es exactamente lo que quería, es más ni en la escuela me lo habían enseñado. Muchas gracias!
    Mi nombre es Andrea

    ResponderEliminar