domingo, 26 de agosto de 2007

Gigante interior, cambio

Mi vida cambió desde el momento en que finalmente exclamé: "¡Ya lo tengo! Sé que soy mucho más de lo que estoy demostrando ser en mi vida, tanto mental, como emocional y físicamente".
La mayoría de la gente no tiene ni la menor idea de la gigantesca capacidad que somos capaces de desarrollar de forma inmediata cuando enfocamos todos nuestros recursos para dominar un solo aspecto de nuestra vida (CONCENTRACIÓN DE PODER).
Una de las razones por las que pocos de nosotros alcanzamos lo que realmente deseamos es que nunca dirigimos nuestro foco de atención hacia un punto concreto; nunca concentramos nuestro poder.
Creo que todos estamos aquí para contribuir con algo único, que en lo más profundo de nosotros mismos yace un don especial. Creo verdaderamente que en todos nosotros hay un gigante dormido.
YO PREFIERO CREER QUE NUESTRO CREADOR NO JUEGA A PRODUCIR FAVORITOS, QUE TODOS NOSOTROS HEMOS SIDO CREADOS COMO SERES ÚNICOS, PERO CON IGUALES OPORTUNIDADES PARA EXPERIMENTAR LA VIDA AL MÁXIMO.
He aprendido que los recursos que necesitamos para convertir nuestros sueños en realidad están dentro de nosotros mismos, esperando simplemente el día en que decidamos despertar y exigir nuestros derechos.
En lo más profundo de sí mismo, y sin que importe lo bien que le vayan las cosas, o los desafíos a los que se enfrente, existe la creencia de que su experiencia de la vida puede y debe ser mucho mayor de lo que ya lo es.
Robbins, Anthony. Despertando al gigange interior,
Random House Mondadori, S.A., México, 2006, pp. 21-26

No hay comentarios:

Publicar un comentario