domingo, 5 de agosto de 2007

Nuestra percepción de papá


La percepción que tenemos de nuestro Padre varía según pasan los años:
4 años: Mi papá puede hacer de todo.
5 años: Mi papá sabe un montón.
6 años: Mi papá es mas inteligente que el tuyo.
8 años: Mi papá no sabe exactamente todo.
10 años: En la época en que papá creció las cosas seguramente eran distintas.
12 años: Oh, bueno, claro, mi padre no sabe nada de eso. Es demasiado viejo para recordar su infancia.
14 años: No le hagas caso a mi viejo. Es tan anticuado!
21 años: ¿El? Por favor, esta fuera de onda, sin recuperación posible.
25 años: Papá sabe un poco de eso, pero no puede ser de otra manera puesto que ya tiene sus años.
30 años: Tal vez deberíamos preguntarle a papá qué le parece. Después de todo, tiene mucha experiencia.
35 años: No voy a hacer nada hasta no hablar con papá.
40 años: Me pregunto como habría manejado esto papá. Era muy inteligente y tenia una enorme experiencia.
50 años: Daría cualquier cosa porque papá estuviera aquí para poder hablar esto con él. Lástima que no valoré lo inteligente que era, podría haber aprendido mucho de él.

No es día del padre. Tampoco cumple años hoy.
Si tienes a tu padre vivo, escúchalo, entiéndelo, perdónalo.
Si ya eres padre, camina despacio, pide perdón, recuerda los ejemplos de tus viejos.
Si ya falleció, hónralo como el medio mejor que Dios elijió para traerte a este mundo. Haya sido como haya sido. "¿Quién se atreverá a juzgar los designios de Dios?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario