sábado, 8 de septiembre de 2007

Déficit de atención por ver TV


Estudio liga déficit de atención con ver mucha TV en la infancia

martes 4 de septiembre, 09:34 AM

Por Andrew Stern
CHICAGO (Reuters) - Ver televisión más de dos horas diarias en los primeros años de vida puede acarrear problemas de atención en la adolescencia, según un estudio publicado el martes.
El aumento de casi un 40 por ciento en los problemas de atención entre los espectadores muy aficionados a la televisión se registró tanto en niñas como en niños, independientemente de si se había diagnosticado trastorno por déficit de atención con hiperactividad antes de la adolescencia.
Esta relación fue establecida en un estudio a largo plazo que revisó los hábitos y comportamientos de más de 1.000 niños nacidos en Dunedin, Nueva Zelanda, entre abril de 1972 y marzo de 1973.
Los niños de 5 a 11 años veían un promedio de 2,05 horas de televisión en los días laborales. Entre los 13 y 15 años, el tiempo pasado frente a la pantalla aumentó a un promedio de 3,1 horas diarias.
"Quienes vieron más de dos horas y especialmente los que vieron más de tres horas de televisión diaria durante su infancia tenían síntomas de problemas de atención en la adolescencia por encima de la media," escribió en su informe Carl Landhuis, de la Universidad de Otago, en Dunedin.
Los niños que vieron mucha televisión tenían más probabilidades de continuar con el hábito cuando crecían pero, incluso si no lo hacían, el daño ya estaba hecho, dijo el informe, publicado en la revista médica Pediatrics.
Según Landhuis, podría haber varias explicaciones sobre este vínculo.
La primera es que el cambio rápido de escenas común en muchos programas de televisión podría estimular en exceso el cerebro en desarrollo de un niño y hacer que, en comparación, la realidad resulte aburrida.
También es posible que ver televisión pueda sustituir otras actividades que requieren concentración, como leer, jugar y hacer deportes, dijo el autor.
La falta de participación inherente a la televisión podría condicionar a los niños cuando realizan otras actividades.
El estudio no es una prueba de que ver la televisión cause problemas de atención, añadió Landhuis, porque puede ser que los niños con tendencia a esta condición se vean atraídos hacia la televisión.
Estudios previos habían relacionado este hábito sedentario con la obesidad infantil y la diabetes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario