sábado, 8 de septiembre de 2007

Valorar el silencio

Cuentan que, en una ocasión, un hombre llegó al mercado y vio aves en venta con un costo de cinco mil pesos cada una. Se asombró por el precio tan alto y pensó: "Yo tengo una ave mucho más grande que éstas, debe tener un precio mayor en el mercado".
Al día siguiente tomó su gallina favorita, una regordeta, y se fue al mercado. La ofreció a la venta en un poco más de cinco mil pesos. Al pasar las horas empezó a molestarse al ver que todos los que se interesaban le ofrecían cinco pesos y ni uno más. Un tanto airado comenzó a gritar entre los vendedores.
-¡Señores!, ¿Qué está pasando? ¡Esto es vergonzoso! Ayer ustedes ofrecían aves a cinco mil pesos y eran de menos de la mitad del tamaño de esta gallina mía. ¡Eso no es justo!
- Usted deben entender -interrumpió uno de ellos-. Esas aves eran pericos y cotorros, aves que hablan. Por ello su alto costo.
-¡Qué tontería! -protestó el dueño de la gallina-. Valoran más a esos pájaros que hablan y rechazan a esta ave mía que tiene maravillosos pensamientos, que es callada y no molesta a nadie con sus parloteos. Están sencillamente locos con sus apreciaciones.
Jaramillo Loya, Horacio. Formación de campeones, Promolibro, S.A., México, 2004, pag. 133

No hay comentarios:

Publicar un comentario