lunes, 29 de octubre de 2007

Mitos y creencias sobre la calidad en la educación

1.- Que escuelas religiosas (digamos católicas) son mejores que escuelas laicas.
2.- Que escuelas con uniformes son mejores que escuelas sin ellos.
3.- Que mucha tarea es mejor que poca tarea.
4.- Que muchas horas de clase es mejor que pocas horas.
5.- Que jornada completa es mejor que media jornada.
6.- Que escuelas mixtas son mejor que escuelas de un solo género.
7.- Que escuelas pequeñas son mejor que escuelas grandes.
8.- Que escuelas con salones con pocos alumnos, digamos 20, son mejores que escuelas con salones con muchos alumnos, digamos 40 o más.
9.- Que escuelas con muchas computadoras y artilugios tecnológicos son mejores que las escuelas que no los tienen.
10.- Que escuelas con grandes instalaciones son mejores que escuelas modestas.
Lo que sí parece importar:
- Factores externos a la escuela:
1.- El nivel socioeconómico, sociocultural y socioeducativo de la escuela medido por el nivel socioeconómico, cultural y educativo de los estudiantes de la misma. Normalmente esto sucede en las escuelas selectivas.
2.- La calidad de los maestros. Altamente correlacionado con el 1.
3.- La calidad del director de la escuela. Altamente correlacionado con el 1.
4.- Niños y niñas de un nivel socioeconómico bajo que asisten a escuelas con un nivel socioeconómico superior, formado éste por el promedio del nivel socioeconómico de todos sus pupilos. Esto se conoce como integración económica y se aplica en Europa y está de moda en algunos distritos de Estados Unidos. Lo contrario también parece ser cierto: niños de niveles socioeconómicos, socioculturales y socioeducativos elevados no son afectados en su aprendizaje cuando asisten a escuelas de niveles inferiores al suyo.
- Factores que dependen de la escuela:
5.- La capacidad de formar círculos de aprendizaje entre los docentes de la escuela.
6.- El ambiente escolar en general en lo que se refiere a la relación de cordialidad entre alumnos, maestros, directivos y papás.
7.- Escuelas que proporcionan muchas opciones de estudio a los alumnos.
8.- Escuelas con programas bien formados, con un currículo bien definido y con métodos de enseñanza y aprendizaje bien estructurados donde el maestro establece claramente los objetivos del curso y asegura que los estudiantes lo entiendan, aprendan y apliquen. Este tipo de escuelas parece funcionar mejor para estudiantes con algún déficit de aprendizaje. La creencia de que escuelas pequeñas funcionan mejor para estudiantes con algún déficit no se sostiene en todos los casos pues escuelas pequeñas, por lo general, adolecen de pocos recursos. Más bien lo que parece funcionar son escuelas grandes que ofrecen programas de reforzamiento constante para los pupilos con déficit.
9.- Escuelas que refuerzan más que reprueban.
10.- Escuelas orientadas al niño. Es decir, escuelas orientadas por el talento de cada niño y no por el promedio global de la escuela.
Al final, la mejor escuela es la que se acerca más a la cultura de la familia, donde papá y mamá se involucran y comprometen activamente con la educación escolar de sus hijos. La selección de la mejor escuela para nuestros hijos e hijas tiene que ver con la amalgama que refleja los deseos de papás, mamás y niños y la mejor oferta escolar...Seleccionar una escuela sólo porque tiene un buen nivel en matemáticas, o de inglés, o porque tiene computadoras o porque salió bien en ENLACE, puede ser un grave error.
Periódico El Economista
Eduardo Andrade M.
jueves 1 de Febrero del 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario