jueves, 8 de noviembre de 2007

Aquí y ahora

Insisto en el "aquí y ahora" mientras que el psicoanálisis trata del pasado y busca responder a las causas, al "por qué". Como desgraciadamente, estas causas influyen en el presente, excusamos nuestro comportamiento actual echándoles la culpa; pero esta salida es inútil: escudarnos en nuestros padres y echarles la culpa de lo que nos pasa ahora no conduce a nada. Es posible que ellos hayan sido, verdaderamente, los promotores; pero ahora nosotros nos hemos hecho cómplices al repetir continuamente estas conductas carentes de sentido.
Introducir el allí y el ayer en el hoy es una forma elegante de anularlo todo.
No es sólo una filosofía que intensifica la vida o la colma, es también una herramienta de trabajo. Toda persona repite aquí y ahora las dichas o desdichas de su existencia. cuando conoces por primera vez a una persona, enseguida te das cuenta de sí es optimista o pesimista, tierno o duro, irresponsable o responsable, cumplido o vividor.
En un grupo...cada uno intenta su propio montaje, sus trucos, sus escapes. El principal valor del trabajo terapéutico es que, en vez de hablar de los ausentes, se habla de uno mismo y los demás hacen un crítica constructiva de buena fe.
Otro valor del "aquí y ahora" es que te libera de los mecanismos constructores del pasado; descubre las necesidades y las satisface de manera adecuada, establece relaciones más profundas.
Moreau, A. Ejercicios y técnicas creativas de Gestalterapia, Sirio S.A., España, 2005, pp. 30,37,42

No hay comentarios:

Publicar un comentario