viernes, 23 de noviembre de 2007

Más de El Filósofo de Güémez

Se presenta un vecino del pueblo ante el Comisario Ejidal y le dice:
- Al proyecto de mi vecino yo mi adhiero.
A lo que el culto funcionario responde:
- 'Tá bien se construirá un miadero.

Cría cuervos...
y tendrás muchos.

Los jefes son como los lagartos...
bocones, arrastrados y con una cola muy larga.

La mujer es como la guitarra...
responde si se le toca bien.

El amor no existe...
hay que hacerlo.

La muerte es como los impuestos...
son inevitables.

¡Sin comentarios!
adiós, hijos míos,
yo ya me voy y los dejo,
para que el más vivo viva del más pend...

Los politicos son como los perros de rancho...
nomás el de adelante sabe a qué le ladra,
los de atrás sólo hacen bola.

Los viejos rabo verde son como los carros...
entre más viejos, más se calientan.

Una mujer sin tetas es como un saco sin bolsas...
uno no sabe dónde meter las manos.

Op. cit., pp. 50-51

No hay comentarios:

Publicar un comentario