lunes, 28 de enero de 2008

Logoterapia

- El psiquiatra enfrenta un nuevo tipo de neurosis, que no es una enfermedad como tal y a la que las técnicas tradicionales de tratamiento no aplican.
- Lo he llamado "vacío existencial" y quiero significar la experiencia de una falta total, o de una pérdida, del sentido último de la propia existencia que haría que la vida fuera digna de ser vivida. El vacío es en este momento uno de los mayores desafíos de la psiquiatría. En el marco conceptual de la teoría terapéutica, a este fenómeno se le denomina también "frustración existencial" o "frustración de la voluntad de sentido".
- La "voluntad de sentido" es para la logoterapia la fuerza motivacional fundamental del hombre. A diferencia del psicoanálisis que centra su teoría en el placer; o los adlerianos en el poder.
- La búsqueda de sentido no es patológica, sino más bien el signo más cierto de que es realmente humano. Incluso si esta búsqueda se frustra, no puede considerarse signo de una enfermedad. Es un malestar espiritual, un desafío a enfrentar; no una enfermedad mental.
- El médico ha de cuidarse de no caer en el reduccionismo que devalúa el interés del hombre por el sentido y los valores como si fueran mecanismos de defensa o racionalizaciones. Al contrario, el psiquiatra debería aceptar estos fenómenos como humanos en el sentido fenomenológico.
Debemos hacer que el hombre permanezca en la dimensión de los fenómenos específicamente humanos, como es la dimensión espiritual o NOOLÓGICA.
- La autotrascendencia es la esencia de la existencia, y la existencia, a su vez, significa el modo específicamente humano de ser.
- Logos quiere decir "sentido" y "espíritu". - La logoterapia toma plenamente en cuenta la dimensión espiritual o noológica. Es esa psicoterapia que se centra en el sentido de la vida así como en la búsqueda de ese sentido por el hombre.
- Nuestra "ontología dimensional" supone que por la dimensión noológica el hombre tiene la capacidad de distanciarse de su estado psicológico y se moviliza con la logoterapia.
- La logoterapia hace responsable al hombre de su ACTITUD ante los síntomas neuróticos o psicóticos. La logoterapia contempla al hombre en cuanto libre y responsable. Esta libertad no es una libertad de condicionantes, sino más bien libertad de adoptar una actitud. La llamada INTENCIÓN PARADÓJICA es una técnica logoterapéutica diseñada para hacer uso de la capacidad humana de distanciamiento noopsíquico.
- El vacío existencial no es nada patológico; sin embargo, puede convertirse en una enfermedad neurótica llamada "neurosis noógena", resultado de problemas espirituales y frustración existencial.
- La logoterapia también es aplicable a las neurosis psicógenas y hasta a las somatógenas. La fuente de la patología puede ser psicológica o hasta biológica, pero la fuente de la terapia, el agente terapéutico, es noológico.
- Lo que importa es la relación humana entre el doctor y el paciente, junto a las técnicas.Exaltar las técnicas sobre el encuentro convierte al hombre en una cosa, un medio, una manipularlación."Lo que importa es el espíritu con que se aplica la técnica"
- La relación yo-tú no es un sistema cerrado. Tiene tres aspectos:a) Para la persona que habla el lenguaje es expresiónb) Para la persona que escucha el lenguaje es apelaciónc) Desde la materia de la que se habla el lenguaje es representación. Éste se olvida si nos concentramos en el encuentro de los dos sujetos.La materia debería ser consciente para el sujeto, quien debe cumplir el sentido en la práctica. Por eso la relación está ABIERTA AL MUNDO que es tarea y desafío.
- La existencia es auténtica sólo en la medida en que apunta a algo que no es ella misma (autotrascendencia). El ser humano no puede ser su propio sentido. Se encuentra a sí mismo sólo en la medida en que se pierde a sí mismo en primer lugar, ya sea por amor de algo o de alguien.El ser humano se desvirtúa a menos que se comprometa con algún sentido libremente escogido.
- "Es posible que una psicoterapia que confronta al hombre con el sentido y el propósito sea criticada por exigir demasiado al paciente. Pero, en realidad, la gente siente menos la amenaza y el peligro en las muchas exigencias que en las demasiado pocas". En una época de frutración existencial debemos temer la falta de tensión.
Lo que el hombre necesita no es la homeostasis sino una buena dosis de tensión surgida del desafío de un sentido al que él deba dar cumplimiento. Esta tensión es inherente al ser humano e indispensable para su salud mental, la llamo noodinámica.
La noodinámica es la dinámica en un campo de tensión entre el hombre y el sentido que le requiere. La noodinámica dja al hombre la libertad de escoger entre el cumplimiento o el rechazo del sentido que le require.
- "Con una buena actitud, el sufrimiento inevitable se convierte en un logro heroico y victorioso. Así es como no le falta sentido a la vida hasta el último suspiro, hasta que el hombre muere. Incluso con la muerte no pierde sentido la vida.
- El sentido último de la vida humana no es asunto de conocimiento intelectual, sino más bien de compromiso existencial.
Frankl, V., Psicoterapia y Existencialismo, pp. 81-94

No hay comentarios:

Publicar un comentario