sábado, 29 de marzo de 2008

"Si no cambiáis y volvéis como niños...


...NO ENTRARÉIS EN EL REINO DE LOS CIELOS"

- Cristo se refiere al niño como objetivo de nuestra vida.
- Propiedades y particularidades del niño interior ideal:
capacidad de vivir el momento;
espontaneidad;
sinceridad incondicional, corazón abierto;
ingenua confianza;
valor;
sinceridad no artificial;
alegría de vivir en todo momento;
reposar-en-sí-mismos;
falta de valoración, juicio y condena;
capacidad de no dejarse impresionar por las cosas externas;
disponibilidad a crecer incondicionalmente;
capacidad de dar significado a todo, de hechizarlo todo y a todos;
disponibilidad a aprender por gusto, no por conciencia del deber;
sencillez y falta de complicaciones;
gusto por el movimiento y el flujo, el castillo de arena recién levantado es destruido de inmediato;
vivas emociones: cortas, fuertes, rápidamente cambiantes;
disponibilidad de perdonar, a volver a ser bueno en todo momento;
proporción natural entre actividad y descanso;
natural vinculación con lo numinoso.


Rüdiger Dahlke, op.cit., pp. 295-296

No hay comentarios:

Publicar un comentario