sábado, 5 de abril de 2008

El monstruo

Había una vez un hombre que salió de su propio país y se extravió en el mundo que se conoce como la Tierra de los Tontos. Pronto vio un gran número de personas que con terror abandonaban un campo donde habían tratado de cosechar trigo. "Hay un monstruo en ese campo", le dijeron. Él miró y vió que se trataba de una sandía. Les ofreció matar a "monstruo". Una vez que cortó el tallo de la sandía, tomó una rebanada y comenzó a comérsela. La gente se aterrorizó más de él que lo que se había aterrado de la sandía. Lo sacaron a punta de trinches, gritando: "Nos matará a menos que nos deshagamos de él".
Sucedió que en otro tiempo, un hombre también se extravió en la Tierra de los Tontos y empezó a sucederle lo mismo. Pero en vez de ofrecerse a ayudarles con el "monstruo" se mostró de acuerdo con los tontos en que éste debía ser peligroso y, alejándose de puntillas de él, se ganó su confianza. Pasó un largo tiempo con ellos en sus casas hasta que pudo enseñarles, poco a poco, los hechos básicos que les permitieran no sólo perderle el miedo a las sandías, sino incluso cultivarlas.
Don McNeill, Douglas A. Morrison y Henri J.M. NouwenCompassion
apud, Cómo sanar las ocho etapas de la vida, pp. 169-170

No hay comentarios:

Publicar un comentario