jueves, 3 de abril de 2008

Sombra

- Cuando digo "Yo soy..."; incluyo algunas características (polo positivo)...
- Esas características las escogí entre dos posiblidades (polo negativo)...
- Con las positivas integro mi identidad y descarto las otras. Digo: "Yo soy trabajador", excluyo "Yo soy pasivo y vago".
- Mi elección la realizo sobre una valoración.
- Esta valoración es subjetiva. Desde el punto de vista objetivo es una posibliidad entre otras. "¿Qué pensaríamos de una rosa roja que proclama convencida: "Lo correcto es florecer en rojo. Tener flores azules es un error y un peligro"?
- "El repudio de cualquier forma de manifestación es siempre señal de falta de identificación".
- Todo lo que nosotros descartamos porque no queremos ser así o lo que no queremos admitir en nuestra identidad, forma nuestro negativo, nuestra "sombra". (Carl Gustav Jung)
- Rechazar lo negativo no lo elimina sólo lo manda fuera de la conciencia. Considero que como no lo veo, no lo tengo. Como si cerrando los ojos me volviera invisible.
- La sombra se convierte en el mayor enemigo del ser humano: la tiene y no sabe que la tiene, ni la conoce.
- El ser humano proyecta en lo exterior todas las manifestaciones que salen de su sombra porque tiene miedo de encontrar en sí mismo la verdadera fuente de toda desgracia. El principio que rechazo en mi interior me provoca angustia y repudio cada vez que lo veo en el exterior.
- No está de más recordar que "principio" es un arquetipo del ser que se manifiesta con una enorme variedad de manifestaciones.
- "El mundo exterior está formado por los mismos principios arquetípicos que el mundo interior". La ley de la resonancia dice que nosotros sólo podemos conectar con aquello con lo que estamos en resonancia.
- La negativa a reconocer, afrontar y asumir la sombra (lo que no se quiere) sabotea los propósitos que persiguen.
- Si la sombra está formada por todos los principios que el Yo no ha querido asumir, resulta que la sombra y el exterior son idénticos. Sentimos la sombra como exterior, porque si la viéramos en nosotros ya no sería la sombra.
- ES IMPOSIBLE BORRAR LO NEGATIVO, POR MÁS QUE LO INTENTEMOS; SÓLO GASTAMOS ENERGÍA VITAL.
Estamos convencidos de que la sombra debería desterrarse del mundo y es al contrario, la sombra contiene aquello QUE LE FALTA A NUESTRO MUNDO PARA QUE SEA SANTO Y BUENO. EL SER HUMANO REQUIERE LA SOMBRA PARA COMPLETARSE. (Los héroes míticos han tenido que luchar contra monstruos, dragones y hasta con el mismo infierno)
- Lo que más ocupa al ser humano es aquello que rechaza. Y así se acerca al principio rechazado hasta vivirlo. (Si combato algo que no quiero, lo hago presente en mi mente y lo vivencio). El repudio de cualquier principio es la forma más segura de que el sujeto llegue a vivir este principio.
- La evitación de un aspecto de la realidad indica que el individuo tiene un problema con él. Al ser humano sólo pueden molestarle los principios del exterior que no ha asumido.
- El entorno es un espejo donde proyecto mi sombra, lo que no puedo ver en mí. Así como no puedo verme la nuca si no es con la ayuda de dos espejos. Nuestra mente padece una cegura parcial. ¿El reflejo soy yo o es una ilusión, un espejismo?
- Encarar la sombra cura.
Rüdiger Dahlke, La enfermedad como camino, pp. 51-59

No hay comentarios:

Publicar un comentario