miércoles, 9 de julio de 2008

Técnicas supresivas

El primer requisito para vivenciar es DEJAR DE HACER ALGUNA OTRA COSA.
Para vivenciar tenemos que estar presente, tenemos que estar aquí y ahora.
Los principales no-no de la terapia gestáltica: contar historias, anticipación, acercadeísmo, debeísmo y manipulación.
INTELECTUAL
En la conversación común hay poco lugar para el ahora. Gran parte de lo que decimos es un RELATO DE ANÉCDOTAS, COMPARTIR PLANES, COMUNICAR CREENCIAS U OPINIONES. Ni siquiera nuestra actividad mental privada se centra primordialmente en el presente. Gran parte de ella consiste en ANTICIPACIONES, RECUERDOS, FANTASÍAS, Y "JUEGOS DE CALCE". La mayor parte del tiempo no utilizamos estas capacidades sino como diversión mecánica; en vez de permitirle a uno percatarse del presente, constituyen una EVITACIÓN DEL PRESENTE.
La sencilla técnica contra esto es dejar de hacer cuaquier otra cosa que no sea vivenciar. La supresión de las evitaciones generalmente conduce a una experiencia llamada experiencia de la nada.
- El ACERCADEÍSMO Se refiere principalmente al mal uso del intelecto para evitar la vivencia o la toma de conciencia.
Es un nombre que Perls le daba al "juego científico".
En terapia aparece como la ofrenda de información, la búsqueda de explicaciones, la discusión de asuntos filosóficos o morales o del signficado de palabras, los clichés de las buenas costumbres.
La "verborrea" surgida de "por qué" o "porque" son tabú en gestalt y pertenecen a la segunda clase de producciones verborreicas: la primera es chickenshit (caca de pollo) -que es algo así como "buenos días", "cómo le va", etc.-; la segunda es bullshit (caca de toro) -se refiere a "porqués", racionalizaciones o excusas-; y la tercera es "elephantshit (caca de elefante) -que es cuando uno habla de filosofía, terapia gestáltica existencial, etc.-.
La terapia gestáltica es esencialmente un enfoque no-interpretativo, porque su objetivo es la experiencia, el percatarse y no la introvisión intelectual.
Parte del éxito del terapeuta de cualquier enfoque, depede de su capacidad para captar, en el discurso del paciente o en el flujo de su darse cuenta, las claves de los aspectos significativos, la expresión de tales aspectos en su personalidad que requieren confrontación. Las reglas supresivas de la terapia gestáltica constituyen un medio valioso para detectar aquellos momentos en la experiencia del paciente que necesitan ser sacados a la luz. (En general, el paciente deja su experiencia en curso al lado y prefiere hablar acerca de sí mismo o de los demás).
El no-acercadeísmo es válido también para el trabajo con grupos. Es garantía de que algo significativo va a ocurrir en la sesión.

EMOCIONAL
- El DEBEÍSMO. Se refiere al mal uso de la vida emocional para evitar la vivencia o la toma de conciencia.
Es un nombre que Perls le daba al "juego religioso".
- Con la EVALUACIÓN hacemos comparaciones de las experiencias pasadas o extrapoladas al futuro y no vivenciamos. Cada vez que comparamos prestamos atención a lo que está faltando en lugar de a lo que está presente.
Uno de los objetivos de la terapia gestáltica es ser capaz de vivir de tal manera en el presente (al menos cuando lo elegimos así), que ningún estándar del pasado oscurezca nuestra toma de conciencia; que seamos tanto lo que somos, que ningún sentido de debiera nuble nuestra identidad.
Gran parte de lo que llamamos "experiencias" son los sentimientos desagradables como angustia, culpa y vergüenza, que nos ocasionamos por la frustración de nuestras expectativas, y no por la conciencia de lo que está ahí. Expresar la experiencia es describir cómo son las cosas ante la persona cuando deja de colorearlas con esas actitudes.
Su prescripción hacia el ideal de ser libre de debeísmo es: "Detén ahora las auto-acusaciones y los autoelogios".
La regla de la no-evaluación es más difícil de seguir que la regla relacionada con la de no pesar, y esto se debe, en parte, a la mayor sutileza de la actividad de enjuiciamiento.
La actitud de la terapia gestáltica está mejor expresada en la observación de que el mandón debe ser asimilado.
El "deber", cuando es vivenciado como un debiera, es una instancia de responsabilidad desheredada. El "yo debo" ha tomado el lugar de "yo quiero".
ACCIÓN
- La manipulación se refiere al mal uso de las acciones para evitar la vivencia o la toma de conciencia. La noción de evitación del gestaltista es la de ua fobia de la vivencia y una evitación de la toma de conciencia.
La mayoría de nuestras acciones son evitaciones de la experiencia (huimos de algo): incomodidad, aburrimiento, ansiedad por el futuro, vacío, tristeza. Es decir, que nuestras acciones están motivadas deficientemente porque las experiencias cumbre llegan cuando es suficiente con ser.
La acción, en contraste con la manipulación, se vivencia como el flujo desde adentro, no para satisfacer extándares externos (internalizados como mandón) o no. En la medida que llamemos "yo" a la función automanipuladora en nosotros, podremos vivenciar tal acción como algo que "nosotros" no efectuamos, pero que conseguimos que se produzca.
Una manipulación es el lenguaje impersonal: ello, eso, lo, se, etc.
Otra manipulación son "los juegos". Perls vio los juegos como una capa externa de laa personalidad: estás jugando al indefenso, al sordo...Las manipulaciones que una persona dirige hacia sí misma, pueden ser más difíciles de captar que las involucradas en los juegos interpersonales.
Hay elementos relacionados con el asunto de la manipulación que surgen en un grupo:
- Preguntas: la mayoría no expresa una experiencia del interrogador, sino que necesita una respuesa para evitar la experiencia.
Evitar las preguntas "por qué".
Convertir las preguntas en afirmaciones.
- Contestaciones: Evitarlas.
- Pedir permiso. Es contrario a promover el arriesgarse y la responsabilidad.
- Exigencias. La regla de oro es: expresar experiencias o vivencias (deseos o incomodidades) en lugar de vociferar imperativos (positivos o negativos).
Naranjo, op.cit., pp. 59-81

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada