miércoles, 10 de septiembre de 2008

Salud en Gestalt, continuación

2.- Ritmo de contacto-retirada pleno, fluido y adecuado a la necesidad dominante de individuo.
Pleno, puesto que el neurótico se caracteriza por no hacer ni un verdadero contacto ni una verdadera retirada.
Fluido y adecuado porque la interacción del individuo-entorno es siempre cambiante y no valen programas pefijados ni actitudes rígidas. El precio de querer ahorrarse la atención constante, del estar presente aquí y ahora, suele ser la interrupción del contacto, el ausentarse; con la consiguiente victoria del automatismo egoico sobre el verdadero estar, y su consecuente carga de malestar o enfermedad. O estamos o está (el automatismo); o somos o nos es. Interponemos los planes y esquemas propios del carácter en cada episodio de contacto porque creemos que nos descansa de ser."Cuando el individuo se hace incapaz de alterar (cambiar) sus técnicas de manipulación y de interacción, surge la neurosis".
Perls opone polarmente las figuras del neurótico y de criminal. Este último toma para sí funciones que le corresponden a la sociedad. El primero otorga a lo social lo que en realidad le corresponde a sí mismo; peca de irresponsabilidad y utiliza la manipulación, entendida como la búsqueda de apoyo exterior cuando éste no es necesario. Entre ambos está la persona bien integrada, "...que puede vivir en contacto significativo con su sociedad, sin ser trabago completamente por ella y sin retirarse completamnte de ella...".
3.- Tránsito del heteroapoyo al autoapoyo, del apoyo ambiental al autosoporte.
La salud es el proceso por el cual el individuo aprende a caminar sobre sus propios pies, solicitando del entorno lo verdaderamente necesario en una perspectiva de interdependencia, pero no lo innecesario y manipulativo.
El verdadero autoapoyo se vive como una interdependencia con el otro a quien se entrega limpiamente y quien confirma al yo para formar el nosotros.
La persona heteroapoyada no se arriesga a estos peligros. Su dar es un recibir camuflado e inconsciente; lo recibido cae en un pozo sin fondo; vive vacía e insatisfecha.
Podemos entender el carácter (la estructura repetitiva y crónica con la que nos identificamos cuando niños) como el conjunto organizado de los medios de manipulación aprendidos para obtener el apoyo actualmente innecesario. Y e autoapoyo, maduración o destino final, como "disminución de apoyo ambiental, aumento de tolerancia a la frustración y desmoronamiento de roles infantiles y adultos".
Lo tres criterios señalados de la salud gestáltica se pueden englobar en la DISOLUCIÓN DEL EGO, con un nacimiento de una YOICIDAD DIFERENTE.
Clínica Gestáltica, Metáforas de viaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario