jueves, 25 de septiembre de 2008

Terapia Gestalt

"Nuestra visión del terapeuta es que él es similar a lo que un químico llama catalizador, un ingrediente que precipita una reacción que de otra manera podría no ocurrir. No prescribe la forma de la reacción, que depende de las propiedades reactivas intrínsecas de los materiales presentes, ni entra como parte en el compuesto que ayuda a crear. Lo que hace es iniciar un proceso, y hay algunos procesos que, una vez iniciados, son automantenidos y autocatalíticos. Esto es lo que sostenemos que es la esencia en terapia.
Este tipo de terapia es flexible y una aventura vital en sí misma. El trabajo no consiste en el error tan difundido de que el doctor "descubra" lo que está mal en el paciente y luego se "lo diga". La gente ha estado "hablándole" toda la vida y, en la medida en que él ha aceptado lo que le dicen, él se ha estado "hablando" a sí mismo. Insistir en lo mismo, aunque venga de la autoridad del médico, no va a ser la solución. Lo esencial no es que el terapeuta aprenda algo sobre el paciente y después se lo enseñe a él, sino que el terapeuta le enseñe al paciente cómo aprender sobre sí mismo. Esto implica ser directamente consciente, como organismo vivo de la forma en que funciona. Esto ocurre en la base de as experiencias que son en sí no verbales".
Fritz en Gestalt Therapy
Barry Stevens, No empujes el río, 67-68

No hay comentarios:

Publicar un comentario