domingo, 12 de octubre de 2008

¿Camino del sufrimiento?

-Estoy dispuesto a dejar todo -dijo el príncipe al maestro–, por favor acépteme como discípulo.
-¿Cómo elige un hombre su camino? -preguntó el maestro-.
-A través del sacrificio - respondió al príncipe-.
Un camino que exige sacrificio es un camino verdadero.
El maestro tropezó con una estantería. Un jarrón valiosísimo se cayó y el príncipe se arrojó al suelo para agarrarlo. Cayó en mala posición y se rompió el brazo, pero consiguió salvar el jarrón.
-¿Cuál es el mayor sacrificio, ver estrellarse el jarrón o romperse el brazo para salvarlo? -preguntó el maestro-.
-No sé -respondió el príncipe-.
-Entonces, ¿cómo quieres orientar tu elección hacia el sacrificio? El verdadero camino es elegido por nuestra capacidad de amarlo, no de sufrir por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario