martes, 31 de marzo de 2009

Tengo derecho a...

El derecho asertivo primordial, del que se derivan todos los demás es:
1.- Tenemos derecho a juzgar nuestro propio comportamiento, nuestros pensamientos y nuestras emociones, y a tomar la responsabilidad de su iniciaicón y de sus consecuencias.
Además:
2.- Tenemos derecho a no dar razones o excusas para justificar nuestro comportamiento.
Creencia infantil: Debemos explicar las razones de nuestro comportamiento a los demás, puesto que somos responsables ante ellos de nuestras acciones. Debemos justificar a otros nuestras acciones.
3.- Tenemos derecho a juzgar si nos incumbe la responsabilidad de encontrar soluciones para los problemas de otras personas.
Creencia infantil: Tienes ciertos deberes con respecto a algunas cosas e instituciones más grandes que tú, creadas por grupos de personas para dirigir la tarea de vivir. Debes sacrificar tus propios valores para impedir que esos sistemas se desintegren. Si en tus relaciones con esos sistemas se te plantean problemas, esos problemas serán tuyos y en ningún modo imputables a los sistemas.
4.- Tenemos derecho a cambiar de parecer.
Creencia infantil: No debes cambiar de parecer una vez que te has comprometido. Si cambias de parecer, hay algo que no marcha como debiera. Debes justificar tu nueva opinión o reconocer que estabas en un error. Si te equivocaste una vez, demuestras que eres un irresponsable y que es probable que vuelvas a equivocarte y plantees problemas. Por consiguiente, no eres capaz de tomar decisiones por ti mismo.
5.- Tenemos derecho a cometer errores...y a ser responsables de ellos.
Creencia infantil: No debemos cometer errores. Los errores son malas acciones y causan problemas a otros. Si cometes errores, debes sentirte culpable. Es probable que cometas más errores y causes más problemas, y por consiguiente no puedas reaccionar como se debe ni tomar las decisiones apropiadas. Otras personas deben regular tu comportamiento y decidir por ti, para que no sigas planteando problemas; de este modo repararás el mal que les causaste.
6.- Tenemos derecho a decir: "No lo sé".
Creencia infantil: Debemos tener respuestas para cualquier pregunta acerca de las posibles consecuencias de nuestras acciones, porque si no tenemos respuestas no tenemos conciencia de los problemas que plantearemos a los demás y, por consiguiente, somos irresponsables y necesitamos un control.
7.- Tenemos derecho a ser independientes de la buena voluntad de los demás antes de enfrentarnos con ellos.
Creencia infantil: Debes contar con la buena voluntad de las personas con las que te relacionas porque de los contrario pueden impedirte hacer algo. Necesitas la cooperación de los demás para sobrevivir. Es muy importante que los demás sientan simpatía por tí.
8.- Tenemos derecho a tomar decisiones ajenas a la lógica.
Creencia infantil: Debemos ajustarnos a la lógica porque nadie puede formularse mejores juicios que ella.
9.- Tenemos derecho a decir: "No lo entiendo".
Creencia infantil: Debemos anticiparnos y mostrarnos sensibles a las necesidades ajenas si queremos vivir todos unidos y sin discordias. Se espera de nosotros que comprendamos cuáles son esas necesidades sin plantear problemas, obligando a los demás a que nos formulen explícitamente sus necesidades. Si no sabemos comprender sin necesidad de que se nos repita constantemente qué desean los demás, no somos capaces de vivir en armonía con los demás y somos irresponsables o ignorantes.
10.- Tenemos derecho a decir: "No me importa".
Creencia infantil: A causa de nuestra condición humana, somos ruines y tenemos muchos defectos. Debemos tratar de compensar esta condición humana esforzándonos por mejorar hasta alcanzar la perfección en todo. Siendo como somos humanos, probablemente no alcanzaremos esta meta pero de todos modos debemos aspirar a perfeccionarnos. Si alguien nos señala cómo podemos mejorar, tenemos el deber de seguir esa dirección. Si no lo hacemos, somos unos seres corrompidos, perezosos, degenerados e indignos del respeto de los demás y del propio.
Cuando digo no, me siento culpable

No hay comentarios:

Publicar un comentario