viernes, 10 de abril de 2009

Una de judíos

Los judíos siempre han soñado en dominar el mundo. Son realmente dominantes. Los tres hombres más importantes de los que se puede decir que son los que dominan esta época son: Karl Marx, Sigmund Freud y Albert Einstein. Los tres son judíos. Los judíos han realizado su sueño: están dominando. Pero Marx está equivocado en lo que respecta a la economía; Freud está equivocado porque la mente no se tiene que analizar sino que dejarse a un lado a fin de que puedas entrar en el mundo de la 'no-mente'.
Albert Eninstein está por supuesto en lo cierto en sus teorías sobre la relatividad, pero demostró ser un grandísimo tonto cuando le escribió una carta al presidente Roosevelt proponiéndole fabricar la bomba atómica. Hiroshima y Nagasaki, los miles de personas que murieron allí, incineradas vivas, están señalando todas hacia Albert Einstein. Fue su carta la que inició el proceso de fabricar bombas atómicas en Estados Unidos. Él nunca pudo perdonárselo, ésa es la parte buena de este hombre. Por lo menos se dio cuenta de que había cometido uno de los pecados mayores pecados posibles. Murió en una profunda frustración. Antes de morir dijo: "No me gustaría jamás, jamás, volver a nacer como un físico, sino sólo como un fontanero":
Y él fue una de las mentes más grandiosas en toda la historia de la humanidad. ¿Por qué se quedó tan frustrado por ser un físico? Por la razón simple de que no era consciente de lo que estaba haciendo. Se dio cuenta sólo cuando era demasiado tarde...Eso es lo que pasa con el hombre inconsciente: Se da cuenta sólo cuando es demasiado tarde. El hombre consciente se da cuenta con antelación.
Osho

No hay comentarios:

Publicar un comentario