domingo, 10 de mayo de 2009

Las reglas del O.S.O.

Un diálogo en el consultorio del terapeuta:
- Terapeuta (T): La felicidad no es sólo un derecho que todos tenemos, sino una obligación que no debemos eludir.
- Paciente (P): Pero para ser feliz preciso tener lo que no tengo.
- T: No, estás equivocado, para lograr ser dichoso, sólo tienes que seguir las sabias instrucciones de las reglas del O.S.O. idiota. ¿Quieres algo? Regla número uno. Si necesitas algo, pues obténlo. No me digas que no puedes, que no lo mereces, que tendrías que renunciar a otras cosas. Esas son estupideces, si de verdad lo quieres, entonces, comprométete, juégatela, da la vida por ello..., ¡obténlo!
- P: Es que lo que quiero es imposible de obtener.
- T: ¿De verdad de comprometiste? ¿Te la jugaste? ¿Hiciste todo lo que pudiste? ¿En verdad invertiste tu energía, dinero, tiempo, tu vida?
- P: Sí, y es imposible obtenerlo.
- T: Entonces, sigue la segunda regla: sustitúyelo. Si no es este hombre, que sea el otro, o el de más allá, y si no, que sea un perro pastor alemán. No es esa casa, que sea otra, y si no, un departamento, un auto, una lancha.
- P: Doctor, para usted es muy fácil decir eso, pero la verdad, es que lo que deseo es insustituible.
- T: Pues si no es posible tenerlo, si no es factible sustituirlo, sigue la tercera regla: ¡olvídalo!
- P: Pero no quiero olvidarlo, es lo que le da sentido a mi vida.
- T: Usted quiere algo que es imposible de obtener, que no se puede sustituir y no lo quiere olvidar...Discúlpeme que se lo diga, pero usted es un idiota.
Bucay, J. en La Revolución de la Pareja

No hay comentarios:

Publicar un comentario