martes, 30 de junio de 2009

Terapia Gestalt, Joan Garriga (1)

Como gestaltista mi forma de hacer terapia individual no dista mucho de la forma de hacer terapia en grupo, ya que lo importante de mi trabajo se halla en mi manera de estar y en las actitudes y valores que evoco, vivencio y trato de potenciar: lo creativo, lo cómico, lo obvio y experiencial, lo friccional y lo compasivo junto con la humanidad.
+ La creatividad.
Es la capacidad de observar casi como un niño, no interferida por los preconceptos, prejuicios o diagnósticos. Es como ver lo que hay ahí, más allá de lo que debería haber. me parece que tiene que ver con el desarrollo de la indiferencia creativa de la que hablaba Perls.
Si no hay intención de encontrar algo entonces aparece todo como relevante y genuino, uno atiende lo más mínimo.
A continuación uno se pregunta qué expresará esto en la persona, de qué asunto penetrante será manifestación.La totalidad de la persona dispone de una sitaxis sumamente organizada, sin errores. Los errores los cometemos los terapeutas por nuestros déficits de observación y por tener hipótesis que tratamos de confirmar. Aunque es imposible no tener hipótesis, estar vacío de preconceptos, uno puede acercarse a eso.
+ La comicidad.
Mi propio carácter, mi propia estrategia defensiva conlleva la creencia de que nada es tan serio y real como para que te pueda llegar a tocar verdaderamente. Por otro lado una comprensión carnavalesca de la personalidad humana.
Observo cómo hacemos grandes gastos de energía por mantener una máscara, un rol y una visión del mundo sustentada en estereotipos, falacias y predisposiciones emocionales fijadas...Sin negar la historia de desamor y sufrimiento genuino que haya detrás en su origen, creo que un monto muy grande de sufrimiento es inútil y gratuito.
Trato de ver lo cómico y absurdo de nuestras pretensiones caracteriales tanto como las respeto profundamente."Gran parte del dolor que vivimos es falso...y el dolor genuino es menos común". Hay que distinguir entre sufrimiento y dolor. El sufrimento es la evitación del dolor genuino y el intento de permanecer en el falso yo. El dolor genuino es una vivencia susceptible sólo de hacerse presente en tanto haya implicación y entrega amorosa.
El humor y la perspectiva cómica facilitan el trabajo porque ofrecen permisos y una atmósfera de juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario