martes, 1 de septiembre de 2009

Polaridad y unidad

- La polaridad es el problema central de nuestra existencia.
- Al decir Yo me separo del Tú; lo interno de lo externo; lo bueno y lo malo, la mentira de la verdad; la mujer y el hombre.
- El ego del individuo le imposibilita percibir, reconocer o imaginar siquiera la unidad o el todo en cualquier forma. La conciencia lo separa todo en parejas de contrarios que nos plantean un conflicto porque nos obligan a diferenciar y decidir.
- El entendimiento desmenuza la realidad en pedazos (análisis) y diferencia entre los pedazos (discernimiento).
- Al decidir por una parte de la pareja excluimos la otra. La salud es estar completo, la enfermedad es la polaridad.
- En la unidad se aunan los contrarios. Es el Todo que lo abarca todo y nada existe fuera de él. La unidad no sufre cambio ni transformación, ni evolución, porque no está sometida al tiempo y al espacio.
- Lo polar no es el mundo sino el conocimiento que nuestra conciencia nos da de él. Por ejemplo: en la imagen de la copa y los dos rostros de perfil, ambos elementos están presentes simultáneamente, pero obligan al que nira a decidirse por uno o por el otro.
- Sólo al observador superficial aparecen las polaridades como contrarias, que se excluyen mutuamente. Si miramos con atención veremos que las polaridades forman una unidad, que para existir se necesitan mutuamente.
- A causa del imperativo de dividir lo unitario en aspectos que luego hemos de contemplar sucesivamente se crea el concepto de tiempo.
- Nuestra conciencia vive la polaridad como alternancia del estado de vigilia y estado del sueño; que corresponde a la polaridad de día y noche.
- La conciencia humana tiene su expresión física en el cerebro, atribuyéndose a la corteza cerebral la facultad despecíficamente humana del discernimiento y el juicio.
- La polaridad de la conciencia se refleja claramente en la misma anatomía del cerebro: dos hemisferios cerebrales con sus funciones.
- El hemisferio izquierdo alberga la noción del tiempo (desintegra en partes) y el hemisferio derecho concibe un todo, integra.
- Todo camino de salvación o camino de curación lleva de la polaridad a la unidad.
- Para comprender la enfermedad y la curación hemos de entender que curación significa acercarse a la unidad. Trasladándolo a los hemisferios cerebrales se busca la complementación y predominio alternativo de ambos.
- Si el objetivo es la unidad indiferenciada que abarca los opuestos, entonces el ser humano no puede estar completo, es decir, sano, mientras se inhiba, mientras se resista a admitir algo en su conciencia.
- La polaridad impide la unidad en la simultaneidad; pero el tiempo restablece automáticamente la unidad, ya que cada polo es compensado al ser sucedido por el polo opuesto. Esta ley se llama principio complementario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario