miércoles, 30 de diciembre de 2009

Sobre la elección de pareja

- La cultura occidental se caracteriza por la importancia que concede a la presencia del amor como razón para constituir una relación de pareja. Sabemos que en algunas partes del oriente esta práctica es extraña; simplemente no es una causa suficiente para concertar una unión matrimonial. También se piensa en la estructura social, política y económica, sin embargo, se espera que la lealtad, el afecto y la responsabilidad maduren con el paso del tiempo y que el amor aparezca en el curso de la unión.
El énfasis romántico en la elección de pareja es relativamente nuevo. Fue hasta hace un par de siglos cuando el hombre y la mujer han empezado a unirse movidos por el amor.
- Algunos se preguntan si la persona que experimenta una emoción intensa, que ofusca la capacidad de juicio y que los guía hacia un fin de satisfacción inmediata o a corto plazo, puede tener la entereza de elegir una parja adecuada y sentar las bases de una relación que se prolonga en el tiempo.
- Parece que la elección de pareja se ha debatido entre dos variables: por un lado el amor y por el otro la perpetuación de los sistemas económicos y de parentesco. En la actualidad, la presencia del amor ha cobrado tanto énfasis que se tiende a omitir otros factores de importancia. Se ha idealizado el amor romántico, al grado que el amor como emoción ha quedado ensombrecido por múltiples creencias.
Amores que duran ...y duran ...y duran

No hay comentarios:

Publicar un comentario