miércoles, 6 de enero de 2010

Creencias erróneas en la consolidación de la pareja

1. Si me ama debe saber lo que pienso.
Lo obvio sólo lo es para quien o percibe pero no para los demás.
2. Los celos son la medida del amor.
+ Los celos revelan una triple desconfianza: del tercero, de la pareja y de sí mismo.
+ La persona celosa tiene cuatro elementos por definición: una visión precaria de sí mismo, una percepción idealizada de su pareja, incurre frecuntemente en comparaciones desfavorables y piensa que nunca podrá conseguir a otra persona con tantas cualidades como la actual.
3. Mi pareja tiene un problema: no me desea.
Alguien desea a otra persona cuando ésta hace algo que le despierta el deseo.
No se trata de repetir las cosas que se hacían sino de mantener la actitud de los primeros tiempos.
4. Los conflictos destruyen las relaciones.
- Discutire significa sacudir el polvo. Discutir es aclarar, limpiar.
- El conflicto es inevitable cuando se juntan dos personas con sus visiones del mundo, sus historias personales, sus conclusiones sobre la forma de abordar los problemas, etc.
- El conflicto no es ni bueno ni malo, sino natural e inevitable.
- No es el conflicto en sí lo que resulta dañino para las relaciones de pareja, sino la manera como la gente pretende resolver sus diferencias.
- La ausencia de conflictos resulta más dañina para las relaciones. La evitación del conflicto mantiene una armonía ficticia.
- Muy frecuentemente lo que nos exaspera de nuestra pareja no es lo que él o ella hacen, sino nuestra actitud hacia ello.
- La solución de un conflicto afectivo pasa inevitablemente por su reconocimiento, después hay que asumir la responsabilidad sobre él y luego repararlo con la comunicación, el diálogo abierto y la negociación. De modo que la solución sea común a ambos.
5. El amor es incondicional.
El que ama pone condiciones, por ejemplo, sus patrones de selección.
En la relación se negocian las condiciones de uno y de otro. No es la condición lo inadecuado, sino la rigidez en la negociación.
Detrás de las condiciones están aspectos de nuestra personalidad muy valiosos.
6. Si me amas no debes querer cambiarme.
- El cambio proviene en cualquier interacción personal que tengamos.
- Eric Erikson observó que había momentos especiales en el ciclo de la vida humana en los que se desarrollan determinadas cualidades que implican una serie de cambios.
- La vida es una sucesión de cambios en los que están involucrados aquellos con quienes mantenemos nuestras relaciones significativas.
- Es cierto que algunas personas al evitar el cambio parecen defender su identidad, pero también en otras ocasiones la persona defiende ciertas estructuras rígidas que se resiste a madurar y a evolucionar; en esos casos la relación se deteriora, pues no consiente que las diferencias individuales de cada miembro de la relación se incorporen en el otro de forma madura enriqueciéndola y haciédola crecer.

Amores que duran... y duran... y duran

No hay comentarios:

Publicar un comentario