viernes, 12 de febrero de 2010

"Irse a la cabeza"

- En Terapia Gestalt suelen utilizarse expresiones que parecen impicar cierto menosprecio o, al menos, cierta falta de aprecio de los aspectos cognitivos. "Te vas a la cabeza". "Sólo estás en el pensamiento". Recordemos lo que decía Perls sobre los tres tipos de "caca". Sin embargo, el propio Perls, proporcionaba abundantes explicaciones de lo que hacia y escribió varios libros. ¿En qué quedamos?
- Así como no hay emoción sin cuerpo ni cuerpo sin emoción, tampoco hay cognición sin emoción y cuerpo. La cognición, el pensamiento forma parte de nuestro equipamiento biológico.
- Es común que cuando una persona habla de sus pensamientos o su cabeza, señale su cabeza, y cuando se refiere al cuerpo señale del cuello para abajo. Otros hablan de su mente o de sus pensamientos como si fueran una especie de entidad etérea que reside en la parte superior de su cuerpo.
- Para decirlo con claridad: pensamos con todo el cuerpo. Cuando pensamos, activamos inervaciones (motrices) correspondientes a diversos grupos musculares que afectan a todo el cuerpo. En PNL se sabe que la activación de recuerdos, evocación o construcción de imágenes o sonidos, exploración de sensaciones, monólogos, diálogos internos, etc., van acompañados de movimientos oculares específicos. Tal vez esto es lo que ocurre durante la fase REM de los sueños.
- Las funciones cognitivas son, en su base, funciones de naturaleza biológica.
- La actividad cognitiva forma parte íntima de los procesos de autorregulación.
- Todos los seres vivos "cognocen". No está claro cómo lo hacen las plantas, pero tratándose de los animales es obvio.
- Me atrevo [Francisco Sánchez] a señalar tres funciones básicas de carácter biológico del aparato cognitivo:
a) identificar o reconocer o nombrar.
b) comparar y, correlativamente, evaluar.
c) atribución de significado o interpretación o proceso inductivo-deductivo. Biológicamente tiene un valor de pronóstico.
- Me atrevo a afirmar [el autor] que cualquier función cognitiva es reductible a una de las tres que acabo de mencionar, o a una combinación de las mismas. las funciones de segundo grado -como a síntesis- son exclusivas de los seres humanos.
- No es posible atribuir algún significado a los actos sin la correspondiente emoción, y viceversa. Pero la atribución de significado no se reduce a la emoción. Existe una función de pronóstico.
- Las operaciones cogntivas son susceptibles de combinarse entre sí, ello permite grandes construcciones cognitivas pero también hipertrofias. El aparato se aleja de su función biológica para realizar construcciones cognitivas alejadas de su sentido funcional original.
- Además, el ser humano es capaz de auto-identificarse, auto-compararse y auto-interpretarse. Puede tomar como objeto de su actividad sus propios productos.
- Igualmente es capaz de auto-interferirse.
- ¿Será este desarrollo hipertrófico y autista a lo que Perls llamaba "caca"? Si no es exactamente eso, creo que, al menos, no andamos lejos.
- La cognición no tendría que ser un problema. Es algo inevitable, imprescindible. Sólo se puede convertir en un problema cuando se hipertrofia, como resultado de su propia potencia. Otras veces por múltiples interferencias en el proceso natural de cognición. Por ejemplo: formular hipótesis sobre las intenciones de algún evento; cadena de preguntas.
- La hipertrofia cognitiva o la "bull shit" se presenta como análisis, razonamientos, deducciones, generalizaciones, etc. más propias de un razonamiento lógico que de un relato o descripción. Nos proporciona muy pocos datos de experiencia, e incluso ninguno.
Las tres funciones biológicas básicas de la cognición suponen una visión minimalista de la cognición humana y son las únicas necesarias en el proceso terapéutico. Todo lo demás estorba.
La Terapia Gestalt adolece de una insuficiente comprensión (teórica) de los aspectos cognitivos, tal como los he descrito, y que puede traducirse, en la práctica, en una innecesaria desvalorización de estos aspectos, cuya función, como vengo diciendo, resulta imprescindible.
Manejo de Hipertrofias (hiper - trofia: desarrollo excesivo de algo) cognitivas
- Los clientes con hipertrofias cognitivas no distinguen lo real de lo supuesto o imaginado. Confunden, según la famosa expresión de A. Korzybski y G. Bateson, el mapa con el territorio. (Cfr. cuento del dragón) No distinguen entre vivir y razonar. Peor todavía: cuando viven algo que no comprenden se sienten gravemente amenazados, si no es que incluso temen enloquecer.
En este sentido me atrevería a hablar de "neurosis cognitivas". Muchos clientes, más que tener un problema real, el supuesto problema es la forma como el cliente se complica las cosas cuando piensa en ellas.
- Al inicio de la terapia, en el momento de aclarar las demandas del cliente, conviene distinguir entre lo que le pasa y lo que cree que le pasa o lo que piensa sobre lo que le pasa.
- En las expresiones de algunos clientes respecto a lo que sienten notamos una intromisión de introyectos: la sensación se juzga más que simplemente leerla. Ejemplo: Siento poca autoestima.
- ¿Cómo trabajar las hipertrofias?
1. Orientar su atención hacia sus emociones y/o hacia su cuerpo: "¿Cómo te sientes?, Pon atención a tu forma de respirar mientras hablas".
2. Frustrar, suprimir (como lo formula C. Naranjo), confrontar al modo clásico: "Me aburro, eso no me interesa, eso es perder el tiempo".
3. Cuestionar el contenido del discurso del cliente con más suavidad: "Estoy escuchando tus análisis y tus razonamientos pero no consigo enterarme exactamente de lo que te ocurre".
4. Intervenir en forma didáctica: "Eso es más bien un pensamiento o un razonamiento".
5. Intervenir con la ayuda de metáforas o resignificaciones. Por ejemplo: lecturas, atribuciones de significado, otros mapas para el mismo territorio.
Para un cliente que habla y habla con muestras visibles de agotamiento. Podemos decirle: "Te imagino como un depósito que se está agotando, y me pregunto si es que gastas demasiado y si lo que te pasa es que repones de manera insuficiente".
Si acepta el comentario puedo continuar: "¿En qué gastas tú tanta energía, o, cómo te aprovisionas de ella?"
6. Intervenir para cuestionar. "La realidad empieza donde acaba nuestra capacidad de comprensión". O "El Tao cuyo nombre conoces no es el verdadero Tao".
Si acepta el cometario puedo continuar: "¿cómo te manejas tú con la realidad?"
(Cfr. Manejo de la realidad, cuento)
7. Empatizar emocionalmente. Me pongo como él, tal cómo le veo. Y me pregunto qué hay. Entonces le digo en voz alta, a modo de "alter ego" como se utiliza en el psicodrama.
8. Levantarme y moverme. Es lo contrario de lo anterior. Para romper cualquier empatía, incluso la separación física. Por ejemplo: "A tu lado me siento tan pegado al mismo muro contra el que tú te estrellas que necesito mirar de otra manera o buscar la salida por otro sitio".
El aqui y ahora es inabarcable y, en mucho aspectos inefable. Sólo percibimos conscientemente aquello que podemos identificar y, en el caso de los seres humanos, aquello a lo que podemos atribuir significado. Lo otro se nos escapa. La experiencia por sí sola no es nada.
Sólo aquello de lo que podemos darnos cuenta y, por tanto, elaborar conscientemente, es lo que puede ser de utilidad para el futuro.
La terapia consiste, en cualquier caso, en atribuir nuevos significados o renovar o ampliar los existentes.
La Terapia Gestalt no es tan emocional o tan puramente emocional, y tiene claramente connotaciones cognitivas y conductuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario