martes, 27 de abril de 2010

Jaspers

- Nació el 23 de febrero de 1883 en Alemania. Murió el 26 de febrero de 1969 en Basilea, Suiza.
- Desde pequeño padece una enfermedad pulmonar que lo lleva a vivir aislado. Esto lo llevó a identificarse con Kierkegaard, lo que influyó en su perspectiva filosófica. "Había que evitar que la preocupación por la enfermedad pasara a convertirse en factor determinante de la vida". "El hombre aislado no puede, por sí solo, hacerse hombre de verdad. El ser-uno-mismo no es real sino en la comunicación con otro ser-uno-mismo". "Hay algo en la tragedia humana qu hac aflorar lo mejor de la persona".
- Mantuvo cierta relación con Heidegger entre 1920 y 1933, aunque no con "mucho entusiasmo".
---
- Toda exploración existencial debía comenzar por la descripción y el entendimiento de las experiencias de primera mano, en primera persona. La existencia es mi exitencia, pues los contextos tienen carácter excepcional. Mi existencia como la de cualquier ser humano es siempre única.
- La respuesta a la pregunta: ¿Qué es el ser humano?, debiera llevarnos a lo que un ser humano puede ser, a sus posibilidades y no a lo que ya es, ha sido, o ha veido siendo, por ello opinaba que el ser humano más que un Dasein (como lo pensaba Heidegger) es un Existenz: un conjunto de posibilidades en libertad. Está de acuerdo con Heidegger en que el ser humano es aquel Ser que se pregunta por el Ser.
- Somos lo que elegimos ser, pues podemos rebelarnos al contexto, a la época, al país. El self o sí mismo es acción más que una cosa, es verbo más que sujeto. Pero no siempre vivimos plenamente como Existenz y vivir como tal implica hacernos responsables de nosotros mismos y ser capaces de enfrentarnos a nuestra libertad y posibilidades tanto como a nuestras limitaciones y soledad.
- Le interesa más el cómo del comportamiento humano que el por qué; después de todo el por qué nos lleva a la historia del proceso...mientras que el cómo nos lleva a saber quiénes somos.
- El ser humano debería ser visto como un todo sin dividrirlo en partes.
- Necesitamos sostenernos entre nosotros mismos en la tensión entre ser independientes y al mismo tiempo estar rodeados por el mundo y la trascendencia. En esta tensión se muestran nuestra unicidad e individualidad, es cuando tomo decisiones y me comprometo con ellas que entro verdaderamente en el existir.
- La naturaleza humana, sin embargo, es floja y tramposa, por lo que se requiere de disciplina para mantenernos en el Existenz. Filosofar es el camino para mantenernos atentos y despiertos a nuestra libertad, nuestras posibilidades y nuestros límites.
- La existencia auténtica, o la realización existencial, está principalmente manifestada por la conciencia de las situaciones límite y la comunicación existencial.
- Las situaciones límites nos solicitan una respuesta. No se puede vivir sin luchas, sufrimientos o culpas, momentos de incertidumbre, fallas o fracasos y la propia muerte. Otra situación límite es la determinación histórica de nuestra existencia.
- Existenz y enfrentar situaciones límite son una y la misma cosa. Ante todas las pruebas de la existencia podemos asumir una actitud de aceptación o rechazo, aceptarlas o luchar contra ellas, tomarlas en cuenta o desear que pasen inadvertidas, ganarnos a nosotros mismos o perdernos.
- Estar en duelo o dolidos nos permite ser conscientes de lo que es verdaderamente importante para nosotros. Nos sentimos impulsados a comunicarnos con nuestros compañeros seres humanos de una forma más auténtica y real.
- La comunicación existencial incluye reconocer la libertad del otro, suele manifestarse en el conflicto amoroso y puede salvarnos del aislamiento y de la soledad a las que nuestra singularidad parecía condenarnos.
Para alcazar esta comunicación se requiere cuidar varios aspectos:
+ Aceptar el riesgo de la meditación en soledad sobre sí mismo y a la autorreflexión independiente.
+ Llamado a la apertura mutua y sin reservas.
+ Abrirse al compromiso desinteresado a favor de los otros. Opuesto a la lucha por la existencia egoísta y engañadora.
+ Reconocer la igualdad esencial del otro.
- La filosofía debe tener siempre una referencia inmediata en la práctica:
+ Contribuir, con el pensamiento, a que el hombre preserve sus más altas posibilidades.
+ Hallar el fundamento a partir del cual, aunque no se comprenda la muerte, se le soporte en medio de las turbaciones del sufrimiento, no con la inquebrantable firmeza del estoico, sino con la del que ama y confía.
+ No rebajar jamás al hombre a la condición de simple medio.
+ Elevar al plano de la conciencia la apertura al futuro y los límites de toda configuración de las cosas humanas y aumentar así la responsabilidad frente a toda nueva situación concreta.
+ Defender incondicionalmente la verdad como "sentido último para los hombres en el mundo" y "la veracidad como exigencia definitiva".
+ Promover la disposición a la comunicación y hacer luz sobre las condiciones previas para una comunicación lo más universalmente posible entre los hombres.
- Además, la filosofía debiera ser un pensamiento antidogmático: la esencia de la filosofía es la búsqueda de la verdad, no la posesión de la verdad...Filosofar es estar en camino. Sus preguntas son más esenciales que sus respustas y toda respuesta se convierte en una nueva pregunta.
- Creía que era importante llegar a un entendimiento "intuitivo-simpatético" (simpatía intuitiva) del paciente como conjunto vivo, por lo que era importante poner atención a su biografía, a su narración abierta de lo que necesita pues de cierta forma apoyaba a la catarsis...cuando parece pasar por alto lo esencial, le mostramos comprensión y le damos seguridad de que no lo enjuiciamos moralmente.
- Todo tratamiento terapéutico debería incluir, entre terapeuta y paciente, una comunicación existencial, de libertad a libertad; para ello el psicoterapeuta necesita considerar a su paciente, de forma consciente y metódica, una totalidad.
- El objetivo de la terapia no es eliminar la angustia, pues en ella se revela la libertad.
- Sólo en la comunicación del amor, que surge al compartir el destino en la vida a través de los años, puede lograrse aquella transparencia en la autorrealización.
- Todo psicoterapeuta debiera verificar su arte en su propia persona. Para ser terapeuta se necesita haber pasado por un proceso de psicoterapia personal.
- Como producto de todo buen trabajo psicoterapéutico, tanto psicoterapeuta como paciente eran transformados. A partir de esto, Jaspers, considera que la psicoterapia es un servicio que no puede dedicarse sólo a los enfermos. Los problemas psicológico-existenciales son humanos, de personas corrompidas y no neuróticos.
- No considera que fuera necesario una formación médica como base para una formación en psicoterapia.
- Jaspers distingue cuatro dimensiones de realización del hombre:
1. El simple ser. Tiene que ver con el ser biológico. El hombre es sólo vida. Se orienta a la conservación y multiplicación del ser. La persona sólo se quiere a sí misma viviendo una ingenua inmediatez y confiada despreocupación, no hay conciencia reflexiva.
2. La conciencia en sí. Incluye la inteligencia y la autorreflexión aunque orientados al ser como objeto. Introduce el ascenso a un pensamiento lógico y de validez universal. El ser comienza a preguntar.
3. Espíritu. Tiene que ver con la unión de las emociones y las ideas. La realización consiste en la integración de las experiencias inteligibles y emotivas. Trasciende e integra los dos primeros niveles.
4. Existenz. El hombre se elige a sí mismo desde su libertad. Se establece como un ser espiritual y racional siendo a la vez "consciencia en sí" y "espíritu", así como existencia inobjetiva e inobjetivable.
APLICACIÓN A LA PSICOTERAPIA
- La importancia de centrarnos más en el cómo del comportamiento humano que en el por qué.
- El llamado a no perder de vista la necesidad de la autorreflexión y la meditación personal para el crecimiento.
- El hecho de que la existencia auténtica es aquella que hace referencia a otras existencias.
- Muchas de las crisis que atravesamos los seres humanos pueden enfocarse desde la perspectiva de las situaciones límite y con ello asumir una mayor profundidad.
- Reconocer que algunas experiencias son necesarias de atravesar para tener una vida completa, como la culpa y el fracaso.
- La importancia en la comunicación existencial de una forma igualitaria, abierta, honesta y dispuesta para aceptar la soledad.
- El recordatorio de que cualquier reflexión filosófica, incluso si es existencial, debe tener una referencia inmediata en la práctica, para con ello hacerla válida.
- El rconocimiento de que la angustia, lejos de ser el enemigo, puede ser el trampolín para el desarrollo, ya que es una revelación de la libertad.
- La importancia de que los terapeutas hagan también terapia para ellos mismos.
- Es posible ver los cuatro modos del ser - simple ser, conciencia en sí, espíritu y existenz) que Jaspers propone como un esquema a analizar, ya sea al estudiar el desarrollo de una persona o como apoyo del trabajo psicoterapéutico.
Yaqui Andrés Martínez

1 comentario:

  1. muy buena publicación, gracias por compartirla, saludos

    ResponderEliminar