martes, 20 de julio de 2010

Antropología de la Gestalt, paso a la verticalidad

- En el capítulo VI del volumen II de Terapia Gestalt, titulado "Antropología de la neurosis", PHG se refieren a una de las etapas de la historia de la evolución: el paso a la verticalidad, es decir, el momento en que el animal, se yergue y accede a su humanidad convirtiéndose en bípedo, modificando su fisiología y desarrollando su cerebro, su inteligencia y su capacidad para ingresar en la conciencia.
Este paso en la evolución trajo consecuencias negativas a la cultura de los adultos: la pérdida de las funciones animales, es decir, la capacidad de experimentar y orientarse adecuadamente según lo experimentado. (¿Tiene que ver ésto con lo que decía el Maestro: "De los que son como niños es el Reino de los Cielos"?)
- PHG definirán al neurótico como aquel que ha perdido sus capacidades animales a medida que crecía en la escala de la evolución, perdida entre otras su capacidad de experimentar y movilizar todos sus sentidos en beneficio de la abstracción y de la mentalización. Ha perdido su capacidad de ser en la experiencia inmediata, en el awareness, y asimismo su capacidad de orientarse por los indicios de su conciencia.
- PHG fundan la antropología de la Gestalt, entre otros conceptos, en el de evolución que propuso Darwin en la década de 1850.
- Si vamos más atrás en el tiempo diremos que el hombre no sólo es animal, sino vegetal y mineral. El organismo humano es materia en transformación, en evolución, marcada por las distintas etapas evolutivas, lleva sus huellas. ¿Cómo se presenta todo esto en el proceso terapéutico? ¿cómo se presenta en el "fondo", en lo no consciente?
- Científicos contemporáneos se inscriben también en esta corriente evolucionista. H. Reeves, astrofísico, junto con el biólogo J. De Rosnay y el paleontólogo Y. Coopens, consideran que somos "polvo de estrellas" y no sólo en sentido metafórico.
J. M. Pelt muestra la coherencia fundamental del proceso creador que va desde los orígenes del Universo (macrocosmos) hasta el hombre (microcosmo).
Los autores amplían el esquema darwiniano. Piensan la continuidad de la historia en tres actos. El primero es el comienzo, el Big Bang hace unos 14 mil millones de años. La materia se pone en movimiento.
El segundo acto, hace unos 4,500 millones de años. La materia continúa su obra de transformación y ensamblaje; aparecen las primeras moléculas en la superficie de la Tierra, tras las primeras células que se agruparán en organismos y desatarán la evolución animal. Surge lo viviente, la vida y la fuerza de la vida.
Más tarde el organismo animal se va a complicar hasta tornarse mono. [...]
El cuarto acto es el ascenso a la complejidad siempre mayor y a un nivel de conciencia más importante. Si hemos de creer a PHG, esta etapa se caracteriza por la pérdida de las huellas de las etapas anteriores, lo que conduce a la dificultad para experimentar y a la constitución de la neurosis.
- ¿De qué se compone el aquí y ahora con que trabaja el terapeuta? Nuestra historia está inscrita en nuestro cuerpo, en nuestras células, en nuestro ADN. Somos portadores no sólo de nuestra historia, sino de todo el potencial de conocimiento contenido en el universo.
- Una psicoterapia que se apoya en el concepto de "campo organismo-entorno" debería considerar esta realidad: soy polvo de estrellas...y las primeras moléculas...y las primeras formas animales...y soy un australopiteco...y un hombre, una mujer...
- La cuestión de las memorias la ha presentado W. Reich, el mencionado Reeves. Los biólogos muestran que el proceso de gestación del hombre pasa por todas las fases de la evolución:
* a los seis días de gestación es semejante, punto por punto, a un protozoo;
* un embrión de doce días se parece a un pez;
* a los treinta días parece un lagarto;
* a las nueve semanas parece un retoño de musaraña;
* a las dieciocho semanas no presenta ninguna diferencia con un mono bebé.
- Jérémy Narby, antropólogo iniciado en el chamanismo amazónico, muestra que el ADN contiene la memoria de la humanidad y del cosmos.
En algunas sanaciones chamánicas se vivencia el ascenso desde la materia hasta el espíritu, pasando por el cuerpo y lo humano, en una interdependencia del Todo.
- Creo que el cuerpo, la conciencia corporal y la ampliación de la conciencia corporal podrían ser el elemento fundamental que nos permita vincular la terapia gestáltica con las distintas disciplinas.
Jean-Marie Delacroix

No hay comentarios:

Publicar un comentario