sábado, 4 de septiembre de 2010

Paralización o callejón sin salida

- En algún momento de la terapia es necesario frustrar al cliente para bloquearlo y evitar que se refugie en sus papeles acostumbrados; entonces experimentará que no tiene a dónde ir, que está detenido, o paralizado.
Queremos animar a la persona a que deje que ocurran las cosas y a permitir sentirse paralizada, con inclusión de todos los sentimientos dolorosos que eso significa. Queremos descubrir cómo se inmoviliza. Si ocurre esa profundización de su experiencia, el cliente está más en contacto consigo mismo, permite más sufrimiento, se aproxima más al punto en que prescindirá de controlarse.
En forma particular, en ese momento deseamos trabajar explícitamente con esa variable del atolladero: la fantasía.
MANERAS DE SEGUIR ADELANTE
1.- Hay que tener la seguridad de que el paciente está verdaderamente paralizado antes de adoptar medidas facilitadoras.
"La mayoría de los pacientes ocupan poco de mí".
La suposición básica del terapista Gestalt es que no puede hacer otra cosa que estar disponible.
2.- Pedirle al paciente que asuma la responsabilidad por inmovilizarse y por querer permanecer en donde se encuentra, es decir, por crear los sentimientos que expresa.
3.- A veces responde su parte opuesta o activa, exponiendo objeciones a estar paralizado y entonces es posible que se produzca un diálogo entre polaridades.
Otra posibilidad de algún movimiento consiste en que el paciente cambie entre el presente y sus lugares de fantasía.
4.- "El paciente rara vez queda subyugado hasta el grado de no producir ninguna conducta observable. "¿Qué dice su cuerpo?". "Exagere su movimiento", luego que afloje, y al fin logre una expresión autónoma del cuerpo y de la emoción. Mientras él trabaja, debe hacérsele notar su respiración.
Atienda algún asunto inconcluso o la presencia de resentimientos. Si ocurre lo último pídale que exprese primero sus resentimientos, luego sus demandas; luego que se haga responsable de lo que espera.
5.- También se le puede pedir que se retraiga a un tiempo donde no se presentaba esta dificultad. Al recorrer hacia atrás, por el tiempo, el camino abierto por la emoción, se propicia un viaje vigoroso y productivo.
6.- Representación de los opuestos.
7.- Trabajar con una frase u oración que indique lo que parece él insinuar, o que se acerque a expresar espontáneamente

No hay comentarios:

Publicar un comentario