sábado, 1 de enero de 2011

He encontrado un amigo


Yo tuve un enemigo, que mis pasos seguía y aunque parezca extraño, yo lo conocía.
Mis planes y metas, todo desbarataba.
Mis mejores deseos, por él no los lograba.
Un día pude encontrarlo, reclamé su cinismo, le destape la cara y me encontré a mi mismo.
Desde ese día todo se transformó, pues aquel enemigo, mi amigo se volvió.
Mi antiguo inconsciente que antes interfería después me ayudaba y mis deseos cumplía.
Una vez que mis planes a él yo le confiaba, casi sin darme cuenta, él solo los lograba.
Convencía a la gente, confianza me dio, logró oportunidades que ya no malogró.
Hoy estamos de acuerdo y descubrí la verdad.
Todo es más fácil y nada hay que no pueda lograr.
Puedo ayudar a otros y no temo al destino, porque soy sólo yo quien marca mi camino.
Ahora que ya no existe conflicto entre los dos, puedo llegar a todo...Inclusive hasta Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario