martes, 18 de enero de 2011

Sombra, Origen Junguiano

- El concepto se deriva de los hallazgos de Freud y Jung. Según Liliane Frey-Rohn, colega y discípula de Jung, "en 1912 -todavía bajo las influencias de las teorías de Freud- Jung utilizó el término "lado oscuro del psiquismo" para referirse a los "deseos no reconocidos" y a los "aspectos reprimidos de la personalidad".
- En 1917, Jung se refirió a la sombra personal como "el otro" en nosotros, la personalidad inconsciente del mismo sexo, lo inferior y lo censurable, el otro que nos avergüenza. "Entiendo por sombra el aspecto "negativo" de la personalidad, la suma de todas aquellas cualidades desagradables que desearíamos ocultar, las funciones insuficientemente desarrolladas y el contenido del inconsciente personal".
- Desde la conciencia, la sombra aparece como negativa aunque posee potencialmente una extraordinaria trascendencia moral.
- La sombra de Jung es parecida a "lo reprimido" de Jung pero se diferencia de ello en que constituye una especie de subpersonalidad que posee sus propios contenidos (pensamientos, ideas, imágenes o juicios de valor).
- En 1945 Jung definió a la sombra como lo que una persona no desea ser. Pero "uno no se ilumina imaginando figuras de luz sino haciendo consciente la oscuridad, un procedimiento trabajoso e impopular".
- Para Jung y sus seguidores la psicoterapia constituye un ritual de renovación que nos permite acercar e integrar en la conciencia la personalidad de la sombra, reducir su potencial inhibidor o destructor y liberar la energía positiva de la vida atrapada.
- Jung con sus investigaciones terminó desmostrando que el hecho de afrontar la sombra y el mal es, en última instancia, un "secreto individual" equiparable al de experimentar a Dios, una experiencia tan poderosa que puede transformar completamente a la persona.
- Jung trató de dar respuesta a las desconcertantes preguntas que nos preocupan y dedicó su vida a encontrar una "explicación convincente a los problemas psicológicos, filosóficos, espirituales y religiosos, entre ellos el sentido de la vida; que no hallan respuesta en la fe y la religión tradicional".
- Jung definió a la sombra -junto al Yo (centro psicológico del ser humano) y al anima y al animus (las imágenes ideales internalizadas del sexo opuesto, la imagen del alma en cada persona)- como uno de los principales arquetipos del inconsciente colectivo. Los arquetipos son las estructuras innatas y heredadas -las huellas dactilares psicológicas- del inconsciente que compartimos con todos los seres humanos y prefiguran nuestros rasgos.
---
- Todo lo que posee substancia posee también una sombra.
- La sombra es todas aquellas cualidades que no aceptamos de nosotros mismos, como la agresividad, la vergüenza, la culpa y el sufrimiento. Nuestra imperfección es el acceso a nuestra humanidad.
- Algunas metáforas que se utilizan para referirse a la sombra: descubrir nuestros demonios, luchar con el diablo, descender al mundo subterráneo, noche oscura del alma, crisis de la mediana edad, yo enajenado, yo inferior, gemelo o hermano oscuro, doble, yo reprimido, alter ego, id, perro de abajo, etc.
- La sombra es, por definición, inconsciente; de modo que no siempre podemos saber si la poseemos o nos posee.
La sombra es una especie de compensación a la identificación unilateral de nuestra mente consciente con aquello que le resulta agradable.
- Según Jung todo ser humano conoce intuitivamente el significado de la sombra, "y si lo ha olividado ahí están las homilías, su esposa, o el recaudador de impuestos para recórdarselo".
Encuentro con la sombra, pp. 16-17

No hay comentarios:

Publicar un comentario