miércoles, 19 de enero de 2011

Trabajo con la sombra

El descubrimiento de la sombra tiene por objeto fomentar nuestra relación con el inconsciente y expandir nuestra identidad compensando, de este modo, la unilateralidad de nuestras actitudes conscientes con nuestras profundidades inconscientes.
Cuando mantenemos una relación correcta con la sombra, el inconsciente deja de ser un monstruo diabólico ya que, como señalaba Jung, "la sombra sólo resulta peligrosa cuando no le prestamos la suficiente atención".
Cuando mantenemos una relación adecuada con la sombra reestablecemos también el contacto con nuestras capacidades ocultas.
El trabajo con la sombra nos permite:
+ Aumentar el autoconocimiento y, en consecuencia, aceptarnos de una manera más completa.
+ Encauzar adecuadamente las emociones negativas que irrumpen inesperadamente en nuestra vida cotidiana.
+ Liberarnos de la culpa y la vergüenza asociadas a nuestros sentimientos y acciones negativas.
+ Reconocer las proyecciones que tiñen de continuo nuestra opinión de los demás.
+ Sanar nuestras relaciones mediante la observación sincera de nosotros mismos y la comunicación directa.
+ Y utilizar la imaginación creativa -vía sueños, pintura, escritura y rituales- para hacernos cargo de nuestro yo alienado.
Encuentro con la sombra, p. 23

No hay comentarios:

Publicar un comentario