lunes, 7 de marzo de 2011

Quién es quién

Unos hombres fueron a inspeccionar un manicomio famoso por el acertado tratamiento que allí se les daba a los pacientes. Entre los muchos enfermos encontraron a uno de ellos extremadamente sonrojado y que desprendía un gran calor.
Preguntaron a los médicos encargados sobre aquel caso tan singular.
-Es el enfermo más antiguo del hospital -contestaron aquellos sabios-. Ese hombre se cree un horno.
-¿Y cómo con sus conocimientos no han podido curarlo aún?
-Bueno...verán -se excusaron los médicos-, lo que ocurre es que hace un pan excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario