jueves, 4 de agosto de 2011

Relato, Satori y Karuma

Satori y Karuma, despertar y compasión, van de la mano en el Zen. En la tradición budista existen unas leyendas que se llaman "cuentos que confortan el corazón". Uno de ellos es el del joven que salvó la vida de una cría de tortuga de mar.
"Un día un joven pescador, llamado Taro Urashima, rescató una cría de tortuga de mar, que había quedadio en la playa y había sido maltratada por unos niños. Urashima la devolvió al océano.Entonces vinieron los padres de la cría e invitaron a Taro Urashima al palacio del dragón, que está en el fondo del mar, para agradecerle la buena obra de rescatar a su pequeña tortuga.Allí en el palacio del dragón los días pasaron como en un sueño feliz, pero Taro Urashima empezó a preocuparse por su madre, que se había quedado sola en casa, y decidió volver.Antes de partir del palacio recibió como recuerdo una cajita. Cuando llegó a tierra firme se dio cuenta que habían pasado muchos, muchos años. No sabiendo qué hacer, abrió la cajita que le habían regalado. Entonces salió humo blanco y ¡qué sorpresa! inmediatamente se convirtió en un anciano de barba blanca.Se quedó mudo sin saber qué decir ante lo que había sucedido. Fue teniendo sueños y olvidándose de las cosas a las que normalmente se da tanta importancia".

Camino de Liberación en los Cuentos

No hay comentarios:

Publicar un comentario