martes, 20 de diciembre de 2011

Alquimia "al revés"

Si quieres convertirte en un alquimista "al revés", es decir, en vez de convertir el plomo en oro, deseas convertir el oro -la naturaleza divina-, en plomo -cualquier cosa conveniente a la sociedad-. entonces empieza a practicar estos tres principios:

1. Los niños no saben nada.
2. Los niños no tienen ningún poder.
3. Responde a la pregunta: ¿Este niño para qué me sirve?. Dobla su naturaleza a tus expectativas. Haz de él lo que quieras.

El trabajo del alquimista al revés es convertir obras de arte en artículos comerciales.
Dayal, P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario