viernes, 24 de febrero de 2012

Compromiso-responsabilidad, ley de la vida


- Nuestra única responsabilidad en esta Tierra es la de nuestra propia evolución, es decir, la de elegir, tomar decisiones y aceptar sus consecuencias.
- Cuando actuamos contra las leyes naturales provocamos toda una serie de reacciones que se manifiestan en forma de enfermedades, malestares y emociones.
- La ley de la responsabilidad forma parte de la ley del amor.
Sentirse responsable de la felicidad o de la desgracia de los demás implica un sentimiento de culpabilidad.
- Todo encuentro, toda situación te aporta algo; te permite evolucionar.
(Cfr. preguntas abiertas del explorador, LQ).
- Como padres, nuestra única responsabilidad es la de amar y guiar a vuestros hijos.
- También eres responsable de la actitud que hacia ti puedan llegar a manifestar los demás. Tú eres quien hace que una persona sea amable, violenta, crítica o cariñosa.
- Los demás son guías para ayudarte a tomar consciencia de lo que sucede en lo más profundo de ti mismo.
(Cfr. La pareja como camino de crecimiento)
- Por ello es importante ser consciente de lo que eres, de lo que haces y lo que dices.

- El compromiso es la acción de vincularse a otra persona mediante una promesa o contrato.
- De las responsabilidades no puedes desentenderte pero de un compromiso sí.
- Librándote de un compromiso no sustancial evitas la posibilidad de sentirte culpable.
- Aprender a adquirir compromisos y también a saber cómo liberarse de ellos.
Bourbeau, L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario