lunes, 2 de abril de 2012

Lunes santo

Hace unas cuantas horas hemos participado, mi hijo y yo, de la "ayuda al peregrino". En un puesto de auxilio ubicado a pie de la autopista Lagos de Moreno-San Luis Potosí, en el kilometro 18, un grupo de lasallistas, formado por hermanos, maestros, alumnos y ex alumnos, dedicamos una noche a los miles de peregrinos que se conducen a la catedral basílica de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos. Bastante cansando y desvelado pero bien retribuido por el servicio realizado. Dios bendiga a cada peregrino que con una fe inmensa se lanza a la carretera para mostrar su agradecimiento por los favores recibidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario