jueves, 26 de abril de 2012

Polaridades


Un hombre que viajaba por el campo se encontro con un tigre. Corrio, y el tigre detras. Acercándose a un precipicio, se agarro a la raiz de una viña que alli crecia y comenzo a desceder por el precipicio. El tigre lo observaba desde el borde. El hombre miro al fondo del precipicio y descubrio otro tigre acechando para comerle. Solo la viña lo sujetaba.

Dos ratones, uno negro y otro blanco, poco a poco empezaron a roer la viña. El hombre vio una apetitosa fresa cerca de el. Sujetandose a la viña con una sola mano, cogio la fresa. ¡Que dulce estaba!

No hay comentarios:

Publicar un comentario