miércoles, 18 de abril de 2012

Propuesta de Fritz Perls 6/7


F. Ego como "símbolo de identificación"

- Si el ego "verdadero" no tiene ningún tipo de "sustancia" (sólo el ego como "carácter" tiene algo de entidad fija, como conglomerado de introyectos), si se limita a ser una "función del organismo", si en último término ni siquiera tiene fronteras, sino que son las fronteras o el lugar de contacto en cada situación lo que constituye el ego, entonces el ego es un símbolo de identificación.
- Las raíces de esta concepción son fenomenológicas y debió tronar en los oídos del ambiente psicoanalista. El acento se pone en la "situación", prescindiendo de toda contextualización previa ajena al acontecer presente.
- Este concepto de ego es para mí (dice el autor) la contribución teórica más original e interesante de Perls.
Sus conceptos de Ego, conciencia y organismo representan sus banderas.
- Para entender a Perls conviene hacer algunas precisiones.
El "yo" que se considere como "símbolo de identificación".
El ego que sea el "ego rígido" como "carácter" cargado de introyectos y mecanismos neuróticos.
El "sí mismo" como "yo sano" y "orgánico" o "self".
Así: El yo es el sujeto simbólico de atribución de sus propias experiencias y delimitador en cada situación de sus límites según el ego o según sus verdaderos límites orgánicos, en la medida en que va siendo capaz de reconocerlos en sí mismo, el sentimiento de qué es lo realmente suyo en la situación de que se trate.
- Por esta razón el lenguaje del yo, como una técnica de su "Terapia de concentración", se presenta como una forma de reapropiarnos de las partes rechazadas de nosotros mismos y acercarnos al objetivo de aclarar el "sentimiento de nosotros mismos", de "nuestro auténtico ser".

No hay comentarios:

Publicar un comentario