jueves, 9 de agosto de 2012

Desapego y Ego

DESAPEGO
Cualquier cosa que surja en nuestra conciencia simplemente es y, al no apegarnos a ello ni fijarlo, se abre el espacio para que se revele otra cosa, hasta que al fin lleguemos a ese lugar que está dentro de toda forma. A ese lugar también lo llamo Paz.

EGO
A los hábitos que nos mantienen separados del Ser los llamo experiencia de vida no digerida. Son un constructo elaborado. Sólo eso, algo que hemos construido dolorosamente a fin de retener una identidad separada (este yo es, por supuesto, el ego), producto de enmascarar el estado de ser que yo entiendo como ser el Ser mismo, al que también podríamos llamar el Yo. Es un chiste que la fuente de todo el miedo sea un constructo inexistente. Inexistente en el sentido de no inherente y sin sustancialidad, además de serlo en un sentido relativo.
A veces pienso que el Ser es absolutamente "la dicha de ser ordinario". Sólo hacer cualquier cosa que esté haciendo, con cierta conciencia. Desear la sabiduría es una gran distracción.
A veces se presenta una zona en la que simplemente puedo sentarme, en silencio o no, y escucha lo que salga del compost sin intentar "trabajar" con ello, y aprendo a confiar en que eso es sabiduría. La enseñanza, no el profesor.

La Silla Vacía

No hay comentarios:

Publicar un comentario