miércoles, 10 de octubre de 2012

Si amas, ama abiertamente


Veinte monjes y una monja, cuyo nombre era Eshun, practicaban meditación con cierto maestro zen.
A pesar de que su cráneo estaba afeitado y de que su vestimenta era muy sencilla, Eshun era muy hermosa y varios monjes se enamoraron de ella en secreto. Uno de ellos le escribió una carta de amor, insistiendo en un encuentro privado.
Eshun no respondió.
Al día siguiente, el maestro dio una lección al grupo y, cuando acabó, Eshun se levantó. Dirigiéndose al que le había escrito, dijo: "Si realmente me amas tanto, ven y abrázame ahora".

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo, si reprimes ese sentimiento tan hermoso: aparecen las enfermedades.

    ResponderEliminar