martes, 25 de diciembre de 2012

Ideas sobre la muerte


- Epicuro
Creía que la verdadera misión de la filosofía era aliviar el sufrimiento humano provocado por el temor a la muerte. Ya que ninguna actividad puede satisfacer nuestro anhelo de vida eterna, todas son insatisfactorias. Por eso, debemos almacenar experiencias placenteras y grabarlas en nuestra memoria; y al revisarlas una y otra vez, no necesitamos perseguir incesantemente placeres hedonistas.
La preocupación ante la muerte no es consciente en la mayor parte de los individuos, sino que se deduce de manifestaciones disfrazadas como el exceso de religiosidad, la obsesiva acumulación de riquezas, y la ciega búsqueda de poder y honor; todo lo cual ofrece una versión falsificada de la inmortalidad.
Tres argumentos de Epicuro son valiosos para el trabajo con el tema de la muerte:
* La mortalidad del alma.
El alma perece igual que el cuerpo por eso no debemos temer nada después de la muerte. Al no tener conciencia, no nos arrepentiremos de nada de lo hecho en vida.
* La muerte como aniquilación total.
El alma se dispersa al morir y no puede percibir. Si la muerte es, entonces no soy. ¿Por qué temerle a la muerte si no es posible percibirla?. Si estamos muertos, no sabremos que estamos muertos.
* El argumento de la simetría.
Nuestro estado después de la muerte es el mismo que antes de nacer: no ser.

- Propagación de ondas concéntricas.
Nuestra influencia sobre los demás se transmite como la piedra arrojada al estanque, aun cuando no sea visible para nosotros. Seguimos vivos en otros por generaciones aunque nuestro nombre o nuestra imagen mueran.
Las ondas concéntricas son un gesto, un buen consejo, una guía, un consuelo, "servir de algo para los demás", proyectarse en lo biológico, pasar a la posteridad.

("Crear algo", me suena a que Viktor Frankl lo propone como tercera vía para recuperar el sentido de la vida).

- John Gardner
* "Todo es pasajero; mis elecciones me limitan".

- Nietzsche
* "Cuando estamos cansados nos atacan ideas que vencimos hace mucho".
Alguein dijo que la terapia es una cicloterapia: uno repasa una y otra vez los mismos temas, y, en cada una de esas ocasiones, refuerza la transformación personal. (70)
* "Vivir una misma vida, una y otra vez, por toda la eternidad" (Amor Fati).
Es el concepto del eterno retorno que aparece en su novela Así hablaba Zaratustra. (90)
Puede ser un ejercicio de confrontación que lleve a evaluar seriamente cómo viviste tu vida, tu nivel de responsabilidad, tu libertad y tu sentido de vida.
Nietzsche usaba la frase: Amor fati = ama tu destino, o, crea un destino que puedas amar.
Pero más que voltear al pasado la propuesta es ¿Qué puedes hacer ahora en tu vida para que, dentro de un año, o cinco, no sientas desazón respecto de todo aquello de lo que te arrepientes al mirar atrás?
"¿Dónde está tu 10% de libertad para romper el 90% de inercia (de las circunstancias)?
* Conviértete en quien eres.
Consuma tu vida. Cumple contigo mismo. Realiza tu potencial. Vive audaz y plenamente. Luego, muere en el momento justo.
* Lo que no me mata me fortalece.

- Otto Rank.
"Algunos rechazan el préstamo de la vida para evitar estar en deuda con la muerte".
Individuos que se anestesian a sí mismos y evitan entrar en la vida con entusiasmo sólo porque temen perder demasiado. (En un trabajo, en las relaciones, en experiencias de ir más allá de su límites).

- Schopenhauer.
* ¿Qué tenemos...qué representamos para los demás...qué somos?.
Las riquezas y la reputación nos hacen vivir fuera. Lo importante es la buena conciencia para interpretar nuestras experiencias. Lo que vale es la calidad de vida.

Pero el poder de estas ideas se ve muy realzado por otro componente -la conexión íntima con los demás-.

Yalom, I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario