miércoles, 30 de enero de 2013

Desarrollo de la Conciencia 2, Graves


4. Ley y Orden
Color Azul: El color del cielo y del verdadero creyente.
Valores: La vida tiene sentido, dirección, propósito y unos resultados concretos y predecibles.
El mundo tiene sentido y dirección. Existe un orden superior que da sentido a la vida y proporciona valores eternos y principios inmutables sobre el bien y el mal. Violar los códigos del bien y el mal tiene terribles consecuencias, asumirlos conlleva premio y respeto. Una única verdad y sólo una verdad sobre cada cosa, códigos rígidos de conducta, paternalismo, jerarquías sociales rígidas, los impulsos se controlan con el sentimientos de culpa.
Dónde se encuentra: América puritana, integrismo religioso, códigos de caballería, patriotismos y nacionalismos de todo tipo.
Distribución actual de la sociedad: 40% de la población y 30% del poder.
5. Ciencia y eficiencia.
Color Naranja: El color del acero fundido en un alto horno.
Valores: Actúa en tu propio interés y juega para ganar.
El mundo es una máquina lógica, racional y bien engrasada. El yo escapa de las verdades absolutas compartidas por el grupo y busca la verdad y el sentido de forma independiente e individual. Se adentra en el pensamiento propio individualista, en busca de una verdad objetiva alcanzada por el método científico. Reglas racionales obtenidas de forma "científica" gobiernan la economía, la política y todo tipo de actividades humanas. El individuo puede alcanzar sus propios objetivos actuando de forma científica y eficiente en su trabajo.
Dónde se encuentran: Corporaciones empresariales, Wall Street, La Ilustración, la Guerra Fría, industria de moda, humanismo secular, liberalismo.
Distribución actual de la población: 30% de la población y 50% del poder.
6. El Yo sensible
Color Verde: El color de los bosques y la conciencia ecológica.
Valores: Busca la paz interior y explora, junto con los demás, la compasión y el bienestar de la comunidad.
Los sentimientos y la atención a los demás deben prevalecer sobre la fría racionalidad. Énfasis en la comunicación, el diálogo y las relaciones. Interés por la Ecología. Tomar decisiones por consenso y reconciliación de posturas (por ende, dificultad en tomar decisiones). Espiritualidad, armonía y enriquecimiento del potencial humano. Antijerarquías, igualitarios, multiculturales, pluralismo relativista.
Dónde se encuentra: Ecología, Greenpeace, Psicología Humanista, Derechos Humanos, Teología de la Liberación.
Distribución actual de la sociedad: 10% de la población y 15% del poder.

Cada nivel trasciende e incluye al anterior. Un desarrollo sano de una persona adulta supondrá haber pasado por las diferentes etapas y haberlas superado con éxito. El problema es que esto rara vez ocurre. La tendencia es a separar y desintegrar las etapas en favor de la que se está en el momento presente. Los individuos miran con suspicacia y desprecio a los otros. Sólo la comprensión de que cada uno de los sistemas de valores o niveles de existencia son complementarios y adecuados a unas determinadas circunstancias hace posible integrar toda la espiral y evolucionar hacia un estado de conciencia superior.
Los seis primeros niveles componen un sistema de pensamiento de primer orden y preparan a la humanidad para acceder a un nuevo estadio de pensamiento de segundo orden acorde con los retos actuales de la humanidad.

Los estados de conciencia del segundo orden son dos:
7. Integrador
Color Amarillo: El color del sol y de las tecnologías alternativas.
Valores: Vive completa y responsablemente hasta donde seas capaz de aprender  y desarrollar tu potencial.
La vida es un caleidoscopio de jerarquías naturales (holarquías), sistemas y formas. El conocimiento y el ser competente se sobreponen al poder, el estatus y la opinión concensuada del grupo. La igualdad se complementa con escalas naturales de competencia y excelencia. El mundo actual está compuesto por grupos humanos en diferentes estados de evolución debido a diferentes realidades existenciales. El progreso está hacia arriba en la espiral ayudando a cada ser humano a desarrollarse en su potencial.
Dónde se encuentra: Learning Organizations de Peter Senge, Teoría del Caos y Complejidad, Parques industriales ecológicos (donde todos los materiales de unos son los residuos de otros), Dirección por valores.
Distribución actual de la sociedad: 1% de la sociedad y 3% del poder.
8. Holístico
Color Turquesa: El color del planeta azul visto desde el espacio exterior.
Valores: Vive la totalidad de la existencia a través de la mente y el espíritu.
El mundo es un único organismo dinámico con su propia mente colectiva. El yo es a la vez independiente y parte de un todo integrado y compasivo. Pensamiento holístico e intuitivo y acción cooperativa son la norma. Todo está relacionado con todo por un complejo conjunto de sistemas y ecosistemas.
Dónde se encuentra: Teorías de la comunicación de David Bohm. La aldea global de McLuhan, Gandhi y la armonía pluralista. Estudios de la conciencia de Ken Wilber. Nelson Mandela y la transformación de Sudáfrica. 
Distribución actual de la sociedad: 1% de la población y 3% del poder.

¿Cómo se crean y se expanden estos sistemas de valores?
Al igual que los seres vivos del planeta están aquí presentes porque sus antepasados fueron capaces de trasladar sus genes de una generación a otra e introducir las variaciones necesarias para poder adaptarse a condiciones cambiantes en el medio ambiente, y al igual que la vida parece tener una ambición desmedida para aumentar la cantidad de territorio que ocupa, algo parecido ocurre con las ideas. Un meme es al mundo social lo que un gen es al mundo biológico.
Un meme es una unidad de información cultural que contiene instrucciones de comportamiento que se transmiten tanto horizontalmente entre miembros de una comunidad como entre generaciones. Si los genes se transfieren por instrucciones químicas, los meme se transmiten por contacto, imitación y aprendizaje. Al igual que los genes, los meme no actúan en forma aislada sino que componen cadenas similares a las del DNA. Estas cadenas suponen paquetes coherentes de pensamiento y acción. Cada una de las etapas de la espiral son ejemplos de meme's. La cultura de una sociedad se puede describir por las diferentes combinaciones de meme's que existen en los colectivos que la componen. Al igual que sucede con el DNA, las combinaciones posibles de meme's en un adulto son infinitas, aun jugando con los mismos elementos básicos. Y al igual que sucede con los seres vivos, los meme's compiten entre sí y los que demuestran mejor poder de adaptación soberviven y se extienden convirtiéndose en una cultura dominante.
Así pues, una sociedad que ha alcanzado un determinado nivel de desarrollo en su existencia -y por ende de conciencia- pone a disposición de sus miembros la adquisición de ese nivel de conciencia. Pero el proceso no es limpio ni lineal ya que los diferentes sistemas de valores -meme's- no conviven necesariamente en paz -compiten entre ellos-. Cada grupo social tiende a estar centrado en un nivel determinado y es ese nivel el que tiende a perdurar. Sólo los conflictos no resueltos en ese nivel y el trabajo de pioneros o rebeldes al sistema permite avanzar,  descubrir en integrar nuevos modos y niveles de existencia psicológica para más gente. Los ciclos de aparición, desarrollo, madurez y superación de un nivel son muy largos, y como hemos visto, sofisticado -como una cadena de DNA más larga- estando disponibles en cualquier momento según cambien las condiciones ambientales.

Estamos en un punto de la historia en el que tenemos la posibilidad, el reto y el deber de dar un salto en la escala de valores y en el nivel de vida psicológico de nuestra sociedad, por lo menos en un grado suficiente, para iniciar un cambio radical en las formas de vida que están poniendo en peligro la supervivencia a largo plazo del planeta y el futuro de la humanidad.
La discusión está en cómo alcanzar los nuevos estados superiores de conciencia en un número de individuos suficiente. La sociedad, en su dimensión macro, no tiene personalidad propia para poder cambiar. Sólo los individuos tienen el potencial de cambio y estos nuevos individuos podrán cambiar o crear nuevas organizaciones que configuren un nuevo tipo de sociedad.

La paradoja que se presenta es la siguiente: ¿Quién debe cambiar primero, las personas o las organizaciones?
Por un lado tenemos las organizaciones sociales que se mueven entre los valores azul (35%) y naranja (25%) con un pequeño porcentaje verde (9%) y su propensión al cambio no es mayor ni menor que la de los individuos que la componen.
Por otro lado tenemos a los líderes sociales que tienen algún poder. Ellos están en el azul (30%), el naranja (50%) y el verde (13%), y un escaso 2% en el nivel superior de pensamiento de segundo orden.
El modelo social garantiza la absorción y el mantenimiento, a través de los mecanismos habituales de socialización, de los valores dominantes -azul y naranja-. La consecución de los niveles superiores -amarillo y turquesa- suponen una decisión personal e individual cuyo desarrollo está socialmente muy poco estructurado.

Por fortuna hay una lectura positiva de la situación.
Por primera vez en la historia de la humanidad, una generación completa de personas con alta preparación intelectual y con enormes logros materiales ha estado masivamente expuesta a los sistemas de valores naranja y verde y ha cumplido un ciclo vital, agotando lo que estos valores pueden dar de sí existencialmente. Esta generación es los baby-boom (de Ken Wilber), personas que nacieron en Europa y en E.U. a  partir de la II Guerra Mundial hasta mediados de los 60. Esta generación vivió la revolución intelectual del 68, los hippies, la contracultura, el feminismo, el ecologismo, etc. y aunque se han centrado finalmente en los valores de ciencia, eficacia y logro individual, tienen sin duda el germen necesario para la evolución.
Paralelamente, también por primera vez en la historia, una generación o dos (la "X" y la "Y") hijos de los boomers, educados en la abundancia y en los valores naranja, están a la búsqueda de un nuevo modelo de existencia más acorde con los problemas reales de su existencia.
Si a esto añadimos que respecto a la capacidad individual la persona es más propensa de realizar un cambio de conciencia en la juventud -25 años- y en la madurez -a partir de los 50-, el círculo se cierra y el dilema se puede resolver.
Todo ello nos lleva a anticipar que en los próximos años veremos a millones de personas en Europa y en E.U. en demanda de un nuevo sistema de valores. Y podemos anticipar que el formato de ese nuevo sistema de valores tendrá las características del amarillo y el turquesa, el pensamiento del segundo orden.
Pero la reforma no consiste en que un grupo de boomers alcance cotas más elevadas de conciencia, sino en cómo sanar los niveles más bajos de la espiral, cómo alimentar a las poblaciones desnutridas, dar habitación y vivienda a las personas que viven en la miseria y dotarlas de un sistema sanitario digno. La ventaja de un enfoque integral y de un pensamiento de segundo orden es que es mucho más creativo y capaz de ofrecer soluciones eficientes y definitivas a muchos de los problemas acuciantes de la humanidad.

La relación entre lo macro, lo micro y lo organizativo, es una cuestión a tener presente. Los problemas se crean a nivel macro y se resuelven a nivel micro, siendo la empresa un paso intermedio entre la persona y la sociedad para aunar fuerzas en equipo y realizar proyectos que de otro modo serían inalcanzables. "Otro mundo es posible, otra empresa es posible, otro tipo de persona es necesario".

La empresa de inicios del siglo XXI es una empresa con un sistema de valores centrado en el azul, y no podía ser de otro modo cuando el 40% de la población está centrada en este nivel, y con una fuerte emergencia del naranja, principalmente en los puestos ejecutivos -cuando el 50% del poder está centrado en esta escala de valores-. El naranja se desarrolla y expande en los momentos de bonanza económica y el azul es el refugio durante los tiempos de crisis.

¿Cuál sería el papel de los nuevos valores como el verde, el amarillo y el turquesa, el pensamiento del segundo orden?
1. "Las personas son el principal recurso de nuestra empresa". Un valor verde, humanista que está luchando por encontrar su espacio en la empresa.
Colaboración, equipo, conocimiento, comunicación son valores superiores que están entrando en la empresa y que chocan con una barrera muy concreta para conseguir el puesto que merecen. Esta barrera es la parte más negativa de los valores naranja. Esta visión niega la realidad subjetiva de la persona, su conciencia interna, sus emociones, su realidad psicológica y espiritual.
2. Un 65% del poder está en manos de personas que están de un modo u otro en la cercanía de un nivel de existencia psicológico superior. Aplicando diferentes hipótesis de porcentajes tendríamos que durante las próximas dos décadas habría varias decenas de millones de personas entre Europa y América que estarían buscando una vida más acorde con los valores de orden superior.
3. Las pequeñas y medianas empresas tiene una estructura de propiedad que las aleja de las servidumbres absurdas de la cotización en el mercado de valores. Además, la psicología del emprendedor que se mueve por valores diferentes a los de los ejecutivos.

Otra persona es necesaria.
¿Qué papel juega la propia persona en su desarrollo?
Algunas ideas que hemos visto son relevantes ahora:
- Los estados de conciencia o sistemas de valores son capacidades que se encuentran en todas las personas. Estas los desarrollan siempre que las condiciones de vida así lo demanden.
- El desarrollo de la sociedad se puede identificar por sus valores dominantes, pero a la vez, partes importantes de la población se comportan según la lógica de los estados anterior y posterior.
- Todos los estadios anteriores están latentes e integrados mientras que los estadios superiores están presentes en potencia.
- Cada sociedad se asegura de socializar-educar a sus miembros según los valores dominantes en cada época. Sólo las élites suelen tener acceso a los valores del modelo emergente y sólo personas e individuos inquietos y especiales tienen acceso a estadios superiores por su inquietud, búsqueda y voluntad.

En el mundo de la empresa se promueve el desarrollo directivo pero está fuertemente centrado en los valores naranja de mejora, eficacia, individualismo y logro. Y más allá ¿qué tenemos?
Fuera del mundo de la empresa y finalizada la educación reglada no se habla de desarrollo ni personal ni profesional, al considerar la sociedad que el nivel de desarrollo alcanzado por una persona en esta etapa es más que suficiente para ser un buen ciudadano. En estos términos, un buen ciudadano es aquella persona centrada en los valores dominantes, el azul (ley y orden) o el naranja (individualismo, logro, racionalismo y eficacia) y que demuestre los comportamientos acordes con la escala de valores a la que pertenece.
Por el contrario, sabemos de personas que han alcanzado estadios superiores -Jesucristo, Gandhi, Buda, Dalai Lama, Eckhart, Madre Teresa de Calcuta- pero que no están suficientemente extendidos, quizá porque no ha llegado su hora.

(Cuadro)
(Columna izquierda)
Egocéntrico (yo)
Pre-moderno
Beige-púrpura-rojo
Pre-lógico (cuerpo)

(Columna central)
Etnocéntrico (nosotros)
Moderno
Azul-naranja-verde
Lógico (mente)

(Columna derecha)
Mundo-céntrico (todos nosotros)
Post-moderno
Amarillo-turquesa
Trans-lógico (espíritu)

Hay muy pocas personas que hayan alcanzado el tercer estadio de desarrollo por la simple razón de que alcanzar ese estadio es un puro acto de voluntad -esfuerzo y disciplina-.
Los problemas que tiene hoy planteada la humanidad sólo se resolverán desde un sistema de valores superior al que los ha creado, pero que no tienen una recompensa en la sociedad.

Afortunadamente, tenemos síntomas evidentes de que existe una clara demanda para superar el estadio de vida actual. Los libros de autoayuda, las personas que acuden a terapia o grupos de desarrollo personal, la práctica del yoga, de la meditación, etc. Quizá lo que falta es una idea más clara de lo que es el desarrollo integral de la persona, un modelo que oriente.
Este modelo existe y fue desarrollado por el Centro de Estudios Integrales liderado por Ken Wilber. Como resumen, vale la pena describir las principales características de lo que los autores llaman una práctica de desarrollo integral de la persona (ITP, integral-transformation-practice).
El modelo reconoce la existencia de dimensiones del ser:cuerpo, mente, alma y espíritu (es el eje vertical).
Por otro lado, se reconoce la complejidad y multidimensionalidad de la existencia humana: cognitivo, interpersonal, moral, acetivo y espiritual. (Una clasificación semejante a la de Serge Ginger).
El cruce entre las dimensiones y las líneas de desarrollo proporciona una matriz que es un mapa orientativo y de trabajo para la práctica del desarrollo integral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario