martes, 26 de febrero de 2013

Dilema Existencial


¿Acepto o no acepto mi realidad y la realidad de lo otro? ¿Digo un "sí" a todo lo que se me sirva en la charola de cada día como aceptación total y definitiva de la realidad? ¿Digo un "gracias" por todo lo que me ha sucedido, por este destino que me ha golpeado y que me ha bendecido? ¿Sí o no?.
Viktor Frankl sugiere que quien pronuncia en su fuero interno el sí a todo lo que venga y el gracias por todo lo que ya pasó, está asegurado contra cualquier crisis, desequilibrio, angustia y depresión.
Lo único que resuelve el dilema existencial es la gracia de esas dos palabras, dotadas de un increíble poder dentro de la conciencia. En los planteamientos sencillos del sentido común se habla de una actitud positiva o una actitud negativa ante el presente y ante el futuro, y lo que se está planteando es una actitud de confianza o desconfianza ante los sucesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario