lunes, 18 de febrero de 2013

Rituales


El hombre occidental moderno tiene tanto rituales como los hombres de la antigüedad, la diferencia esencial es la falta de conciencia. Al tiempo que está contento de librarse de tales "supersticiones".

Detrás de muchos síntomas neuróticos se pueden encontrar rituales abandonados. Si aceptamos que casi sin excepción tenemos ciertos rasgos neuróticos, es fácil ver en nuestra moderna sociedad ilustrada una forma nueva y más enferma de la vieja comunidad ritualizada.

De manera abierta, empleamos y necesitamos rituales en la mayoría de los ámbitos importantes y menos importantes de nuestra vida. Somos conscientes de muy pocos de ellos...Está claro que funcionan incluso siendo apenas conscientes. Al parecer hay una instancia dentro de nosotros que nos hace buscar y encontrar rituales sustitutivos inconscientes cuando hemos eliminado o rebajado los rituales oficiales.

Lo siete sacramentos de la Iglesia católica son rituales para las grandes crisis de la vida...Los siete sacramentos dieron a la vida un marco ritual...
Como hemos privado de su valor o por lo menos descuidado esos ritos de paso, hay que desarrollar rituales sustitutorios que no cumplen satisfactoriamente su función. ¿Por qué? Para conocer el secreto es preciso ocuparse del fondo y la estructura de los rituales.

- El acceso más sencillo al ritual es por la experiencia.
- La ciencia no puede explicar la eficacia de los rituales.
- Ruper Sheldrake, en su libro  "El universo creativo" (1991), formuló su teoría de los campos morfogenéticos o teoría de los campos formativos, que transmiten conexiones a cualquier distancia sin apoyarse en estructuras materiales o estar sometido a leyes temporales. (Experimento de las ratas que transmiten por herencia la solución del labertinto. La coneja que siente la muerte de sus crías. En los humanos, la percepción coenestética entre la madre y sus hijos recién nacidos; la comunicación con micromovimientos).
- También llamada la teoría de los campos inmateriales que transmiten informaciones y modelos.
- Para la ciencia todos estos fenómenos no pueden darse, y sin embargo han quedado probados.
- La idea es que hay campos o imágenes que estructuran nuestra realidad y esas imágenes pueden tener efectos incluso en el plano material, de un modo que hasta ahora no nos resulta explicable lógicamente, y eludiendo el tiempo, porque pueden actuar en todas partes a la vez.
- Con su teoría, Sheldrake pudo dar el paso que la nueva física había dado a principios de este siglo al superar la causalidad en favor de la sincronicidad.
- Los rituales constituirían campos que existen y actúan sin mediación material y con independencia del tiempo. El campo se constituye mediante la repetida y exacta ejecución del modelo ritual, y con la misma seguridad representa un papel importante la carga energética surgida por la conciencia de ello.
- La conciencia es la energía del motor del ritual. También esto responde a la experiencia cotidiana.
- "De los ámbitos psíquicos y energéticos sabemos menos que cualquier chamán "primitivo"".
- Los campos alcanzan la permanencia natural cuando ya no tenemos que esforzarnos intelectualmente por percibirlos, cuando no hace falta especial concentración, simplemente se está dentro.
- Cada uno vive limitado por sus propios campos. Condicionamos la realidad con nuestras expectativas. La psicología conoce la expresión "profecías autocumplidas", que significa que algunas personas se comportan inconscientemente de modo tal que las profecías se hacen realidad en sus vidas.
- La terapia hace surgir un campo de influencia en el que es posible dar el paso en dirección a la curación. Los terapeutas saben la importancia de la "vibración correcta" (el local, el tiempo del paciente y el del terapeuta, la hora del día, el olor y la música).

Las etapas críticas de la vida, pp. 39-52

No hay comentarios:

Publicar un comentario