martes, 26 de marzo de 2013

La medicina de las historias


- La medicina de las historias queda bien ilustrada en La Odisea de Homero.
 Al regresar de la guerra de Troya, Odiseo escucha cantar su propia historia y se estremece hasta el llanto. A la noche siguiente Odiseo vuelve a escuchar la narración de la Guerra y nuevamente la emoción lo vence. El Rey anfitrión lo cuestiona y Odiseo deja al descubierto su identidad. Odiseo ahora continúa con el relato de la historia.
- El escuchar el relato de su propia historia, y luego el hecho de contar el resto de la misma, se convierte en un punto de quiebre en la vida de Odiseo. La medicina de las historias resulta más potente en la cúspide de la crisis.
- Este patrón básico de la medicina de las historias puede encontrarse en otras obras. Por ejemplo, en la épica medieval de Parsifal (19-20). También pueden encontrarse variaciones de este patrón en la épica de Gilgameshm, quien debe repetir la historia de su vida tres veces antes de llegar a la morada del inmortal Utnapishtim. Edipo, quizá el héroe más trágico de todos, lucha con su propia historia igual que muchos pelean con monstruos o enemigos formidables. En el mito de Orestes, el héroe se despoja de las Furias sólo abrazando su propia historia y admitiendo su culpa.
- Se discierne un patrón muy claro. Se revela una secuencia arquetípica. ¿Por qué el cuento dentro del cuento se presenta en tantos mitos?
Las historias no se explican de forma directa; se muestran por medio del ejemplo. El cuento dentro del cuento es el manual explicativo en el cual las historias nos muestran cómo trabajan en el héroe. Y al mostrarnos cómo afectan al héroe, también nos enseñan cómo nos afectan a nosotros: como un agente de cambio y como un catalizador que completa la búsqueda del héroe. Es decir, si se trata de la historia correcta en el momento correcto, se vuelve nuestra historia,forma parte de nuestra vida y nos ayuda a dar el siguiente paso.
- El encuentro con el contenido de la historia puede tener muchas formas: un libro que compramos y dejamos en el olvido, una plática informal en el transporte colectivo, una noticia, etc. En ocasiones la relación con nuestra vida es obvia y en otros momentos puede quedarse en el inconsciente. El intelecto quizá no pueda ver la relación, pero el alma reconoce las propiedades curativas de la historia, tal y como el cuerpo reconoce una vitamina que le falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario