jueves, 27 de junio de 2013

Humildad


“La humildad no es auto desestima”, dijo el Maestro. “La humildad proviene de la convicción de que lo único que consigue uno con su esfuerzo  es cambiar su conducta, no a sí mismo”.
“¿Quieres decir que el verdadero cambio no requiere esfuerzo?”
“Exacto”, dijo el Maestro.
“¿Y cómo se produce?”
“Siendo consciente”, dijo el Maestro.
“¿Y qué hay que hacer para ser consciente?”
“¿Qué hay que hacer para despertar cuando uno está dormido?” contestó el Maestro.
“¿De manera que no hay bien alguno del que pueda uno enorgullecerse...?”
En respuesta, el Maestro refirió una conversación que había oído al azar:

         - “¡Qué voz tiene nuestro Maestro...! ¡Qué divinamente canta...!”

         - “¡Bueno...! También yo cantaría igual si tuviera su voz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario