sábado, 29 de junio de 2013

Tribulación o bendición

Había una vez un pájaro que se refugiaba a diario en las ramas secas de un árbol que se alzaba en medio de una llanura desértica. Un día, una ráfaga de viento arrancó de raíz el árbol, obligando al pobre pájaro a volar cien millas en busca de un nuevo refugio, hasta que al fin, llegó a un bosque de árboles cargados de frutas.

5 comentarios:

  1. Entre la tribulacion y la bendición hay un paso intermedio que es la CONFIANZA ; es decir la certeza de que siempre nos espera otra opción. Lo cual hará que aumente nuestra autoestima y generosidad.

    ResponderEliminar
  2. Entre la tribulacion y la bendición hay un paso intermedio que es la CONFIANZA ; es decir la certeza de que siempre nos espera otra opción. Lo cual hará que aumente nuestra autoestima y generosidad.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo contigo Manuel.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar