jueves, 8 de agosto de 2013

Cachorro de león


“Había una vez un cachorro de león que se perdió y se metió en un rebaño de ovejas. Creció allí y se creía una oveja como ellas. Pero un día, un león adulto llegó por allí y las ovejas corrieron espantadas a ponerse a salvo y, entre ellas, el pequeño león también corrió asustado. Pero el león, que lo había descubierto, le da alcance y el cachorro asustado le dice: “¡No me comas, por favor!”  Mas el león sin decir nada, lo arrastra hasta el borde de una charca y lo obliga a que mire las dos imágenes reflejadas en el agua. El cachorro, al verse como en realidad era, como un león, “despertó” y, desde ese momento, comenzó a vivir como todo un león”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario