jueves, 5 de septiembre de 2013

Atención plena o Darse Cuenta


Lo que aparece a continuación son algunas ideas acerca de la importancia de vivir con la consciencia -o la atención- en el presente. La fuente está citada al final.

- La atención plena es la "ordenación de la mente". Una mente que se encuentra abandonada a sus propios dispositivos aleatorios es la sala desordenada de una casa.
La mente -la sala- se desordena fácilmente con viejas y tediosas historias...con secretos vergonzosos...con biombos que bloquean la visión periférica y me hacen ser selectivo en mi percepción. Con mensajes como "Le voy a gustar a la gente"..."No me gusta...", "Soy una persona...".
Pienso que el aparato de clasificación y filtrado de mi mente ha hecho un trabajo muy positivo a lo largo de mi vida y que la conexión afectuosa  en el presente supone felicidad. Más bien, hay que decir, conduce a la felicidad. 89-92

- La atención plena es una oportunidad para la mente de relajarse y reagrupar las ideas. Es un "tiempo muerto" para corregir el punto de vista y comprobar la realidad. 95-98

- Es increiblemente sencillo sentirse confuso. La mente se abruma -por un desafío o por una respuesta impulsiva a un desafío- y se siente confusa, malinterpreta lo que sucede y se asusta.
Más que acabar con la confusión, la atención plena permite detectarla y diluir, o al menos reducir, el miedo a ésta. Y las oportunidades de corrección = oportunidades de conexión. 99-101

- Lo importante de percatarse de las opiniones de la mente, "me gusta", o "no me gusta", es que éstas últimas producen aversión, el distanciamiento de la mente de esas situaciones.
La situación desagradable resulta dolorosa y nos lleva a desconectarnos de mala manera.
Pienso que el factor sorpresa "no es lo que yo esperaba", hace que la mente pierda su equilibrio. La ataca por todos los flancos y hace que la mente se sienta confusa; luego, desconcertada; después, asustada, y, finalmente, enfadada.
- Poseemos dos tipos de sabiduría: la eterna y la situacional -de perspectiva más amplia-. 102-106

- La atención plena es el proceso de liberación de la mente de los secretos que tratan de mantenerse ocultos porque tiene miedo, o vergüenza, de enfrentarse a ellos.
Pienso que cada uno de nosotros deberíamos tener un catálogo personal de historias que distorsionan la mente adjuntas a nuestra neurología de todo lo que no somos conscientes y que, por tanto, son una fuente de constante confusión.
Cuando mi mente, en un momento de tranquilidad, ha permitido que fragmentos de mi experiencia pasada que habían sido ocultados por mi psique se aparecieran a mi consciencia presente, me ha resultado muy beneficioso.
Y quiero hacer una advertencia: no todos los traumas pasados tienen que evocarse y revivirse...Sin embargo, estoy dispuesta a descubrir cuáles son son los hábitos -no enfermedades- de mi mente que requieren energía para poder permanecer ocultos. Quiero conocer mis hábitos mentales para no juzgar euqivocadamente la experiencia que vivo; porque la estoy viviendo a través de un prisma que na había advertido. 107
Esto significa "barrer los secretos detrás de los biombos de mi sala".
De cualquier modo, la etiología de mi hábito no me parece tan importante como el hecho de que pueda verlo. 108
Las opiniones que están aferradas a las neuronas necesitan mucho tiempo para borrarse. Tal vez nunca lleguen a hacerlo completamente. 109
La mente maneja lo que debe permanecer oculto -lo doloroso, lo vergonzoso- para protegernos; hasta el momento en que considera que podemos vivir con ello, que lo podemos enfrentar, lo muestra. 110
"Durante años, mis villanos regresaron...tal vez porque "sabía" las situaciones difíciles de mi vida, pero no "sentía" la profundidad del terror y el dolor que me causaban. 111

- No puedo realizar una atención genuina -abierta a mi experiencia a cada momento sin dudar ni ocultar nada- a menos que mi mente se muestre benévola, a menos que perdone cualquier parte de mi experiencia que me produzca una sensación de angustia. De hecho, es la conciencia plena de que "Siento dolor", o cualquier otra cosa, lo que produce sensaciones de buena voluntad. 113

- Para que la conciencia pueda permanecer equilibrada, necesita ser capaz de advertir todo lo qu está sucediendo, de registrar si se siente complacida o no, y de comportarse como si no tuviera preferencias. 115

- La cualidad que más asocio con la concentración es la compostura. 125
(Relato del guerrero impasible)
"Cuando mi mente protesta y se pregunta: "¿Por qué a mí?", me siento perturbada. Y cuando recuerdo "¿Por qué no a mí? Estas cosas pasan", me siento relajada. 126
Los cinco elementos tradicionales que forman la lista de los obstáculos son: el deseo -a veces llamado codicia-, la aversión -desde la incomodidad hasta la ira-, la fatiga -llamada desidia y apatía-, la inquietud -preocupación o agobio- y la duda -inseguridad-. 129

- Las tendencias emocionales, a diferencia de la textura del cabello, se pueden modificar. 131
Nuestras tendencias describen el estado de ánimo que proporciona la mente cuando responde a un problema. 132

- La concentración adecuada como antídoto universal:
1. La concentración como un desarrollo de la compostura.
2. La mente concentrada tiene una capacidad desarrollada de advertir hasta los más mínimos detalles y, con ello, se despierta de su estado de desánimo (apatía).
3. La mente concentrada crea una sensación de confianza, que es el antídoto contra la duda.
4. La concentración aumenta la conciencia de las sensaciones corporales.
5. La concentración es "unidireccional": "Sólo estoy interesado en...".
Me gusta mucho alinear la lista de factores de concentración con la lista de kileshas (pag. 129) y ser capaz de conectar las cualidades salubres particulares de la mente con las emociones aflictivas contra las que son, de manera individual, su antídoto. 139

Sylvia Boorstein
El secreto de la felicidad está en tu interior

No hay comentarios:

Publicar un comentario