martes, 15 de octubre de 2013

Intervenciones duras


Hay veces en las cuales parece que se debe intervenir con fuerza, con rapidez y hasta con dureza. El líder sabio sólo acude a esto cuando todo lo demás ha fallado.
Como regla, el líder se siente más entero cuando el proceso del grupo fluye libremente y se desarrolla con naturalidad, cuando las delicadas insinuaciones han sido mucho más numerosas que las intervenciones duras.

Las intervenciones duras son un aviso de que el líder puede estar descentrado o sufrir un apego emocional con lo que  está ocurriendo.  De ello hay que estar muy alerta.

Aunque las intervenciones duras se sucedan con mucha brillantez, no hay causa de regocijo, se ha causado una herida. El proceso de alguien ha sido violentado.
Más tarde, cuando la persona cuyo proceso ha sido violado bien puede hacerse más cerrada y más defendida, habrá una resistencia más profunda y hasta resentimiento.

Hacer que la gente haga de acuerdo a lo que tú crees que debe hacer, no lleva a la claridad ni a la conciencia. Puede que ellos hagan lo que les has mandado hacer, pero se recogerán interiormente, se confundirán, y urdirán una venganza.
 Por eso tu victoria será una derrota.

 (Tao-Te-King)

No hay comentarios:

Publicar un comentario